Costarricenses escepticos de proyecto para nuevo aeropuerto en Orotina

10407447_448289868685127_5539697192717320119_n
El Aeropuerto Juan Santamaría dejo de ser “hub” en el año 2013 cuando Avianca cerró la operación de conexiones que había desarrollado LACSA desde 1979, sin embargo nuevas aerolíneas como Air Costa Rica y Volaris Costa Rica pretenden tener sus “hubs” en el AIJS. El problema principal del Aeropuerto de Orotina es el escepticismo del costarricense medio y del gremio del turismo de que dicha terminal esté lista para el 2026.

SAN JOSE, Costa Rica–El plan para desarrollar un nuevo aeropuerto internacional en Costa Rica crearía oportunidades, en las áreas que incluyen la construcción y operación del proyecto, la ampliación de la infraestructura relacionada con ello, el turismo y la agricultura. Se trataría de un aeródromo que tendría tres pistas de aterrizaje y que podría recibir unos 10 millones de pasajeros al año, de acuerdo con el Gobierno de Costa Rica, que la semana pasada anunció la contratación de una firma internacional de consultores por el monto de $1,6 millones, para hacer los estudios preliminares del proyecto. Aparte del costo capital, que rondaría los $5 mil millones, al extrapolar de otros aeropuertos recién construidos, además tendría que ampliarse la carretera actual y poner un tren eléctrico, para contar con una conexión adecuada entre San José y el área de Orotina, el pueblo que albergaría el nuevo aeródromo internacional del Valle Central. Situado en una zona de fincas a tan solo 20 kilómetros de la costa del Pacífico, Orotina sería una ubicación conveniente para los turistas, así como para los productores agrícolas, cuyas exportaciones a Estados Unidos y Europa ganarían en eficiencia. El análisis preliminar, que incluirá los aspectos técnicos, operacionales, constructivos, financieros, sociales, y ambientales del proyecto, será realizado por la firma británica Mott Macdonald, cuya experiencia incluye el aeropuerto internacional de Hong Kong, la Terminal 5 del Aeropuerto de Londres Heathrow, el Eurotúnel, y el Estadio Wembley. Podría ser difícil recuperar la inversión en un nuevo aeropuerto internacional en Orotina dada la competencia en el concepto “hub” o centro de conexiones del Aeropuerto Internacional de Tocumen/Ciudad de Panamá, la sede de COPA Airlines, así como ElDorado de Bogotá, base principal de Avianca Holdings. Por otro lado, el volumen de tránsito sigue creciendo en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, administrado por AERIS, cercano a la capital, pero este aeropuerto tiene limitaciones para su expansión por falta de espacio. El Aeropuerto Juan Santamaría dejo de ser “hub” en el año 2013 cuando Avianca cerró la operación de conexiones que había desarrollado LACSA desde 1979, sin embargo nuevas aerolíneas como Air Costa Rica y Volaris Costa Rica pretenden tener sus en el AIJS. El problema principal del Aeropuerto de Orotina es el escepticismo del costarricense medio y del gremio del turismo de que dicha terminal esté lista para el 2026.

El mega-aeropuerto de Orotina. ¿Un sueño irreal?

13241139_10154206918719993_6063005513675933089_n
El problema que el mega-Aeropuerto de Orotina tendría es que podría ser difícil recuperar la inversión de varios millones de dólares si no se contara con un nivel de tránsito de pasajeros significativo. El aeropuerto competiría con el Aeropuerto Internacional de Tocumen que ya está establecido como el mejor aeropuerto de la región, “El Hub de las Américas” de la aerolínea COPA y con las remodelaciones que está teniendo el Aeropuerto ElDorado de Bogotá, la base de vuelos de Avianca.

SAN JOSE, Costa Rica–El proyecto de construcción de un mega-aeropuerto Internacional en la región de Orotina, cerca de la costa del Pacifico Central costarricense crearía múltiples oportunidades de negocios, que incluyen desde su construcción y operación, hasta la ampliación de la infraestructura vial circundante, además del turismo y la agricultura.Se trataría de una obra cuyo costo rondaría los $5 mil millones, mientras tendría que ampliarse la Autopista a Puerto Caldera (conocida como la Ruta 27), así como contar con un tren eléctrico, para conectar de forma adecuada a Orotina con la ciudad capital de Costa Rica. Todavía falta una definición clara del proyecto; sin embargo, sería difícil ampliar las operaciones del Juan Santamaría, dadas las limitaciones del espacio en la zona donde se ubica, la planicie conocida como “El Coco”. Mientras tanto, el Gobierno anunció la contratación de una firma internacional de consultores por el monto de $1,6 millones, para hacer el estudio preliminar del aeropuerto de Orotina hace dos días. Solo en la fase de construcción, se trataría de unas 20 terminales, varios hangares de carga, así como tres pistas de aterrizaje y despegue. Esto es una oportunidad tanto para empresas privadas, como alianzas público-privadas, de acuerdo con Ana Cristina Jenkins, ex viceministra de Transporte Aéreo y Marítimo.“Para su operación se necesita contar con servicio de catering, mantenimiento y limpieza de aviones, combustible, transporte de pasajeros, carga y descarga de equipaje, seguridad y otros servicios de apoyo en tierra,” comentó. El costo rondaría unos $5 mil millones, al comparar el proyecto con otras terminales recién construidas, ajustado por el tránsito esperado de unos 10 millones de pasajeros al año, tal como lo estima el Gobierno. Para esto, sería necesario crear la infraestructura vial necesaria para conectar el mega-aeropuerto con la capital, incluso con la ampliación de la Ruta 27. “No podemos concebir un aeropuerto internacional sin al menos tres carriles de ida y tres carriles de vuelta”, dijo Fernando Naranjo, Gerente de la aerolínea Volaris en el país. También habría una conexión ferroviaria, ya que el tren eléctrico propuesto por Guillermo Santana, presidente ejecutivo de Incofer, contempla un corredor San José-Orotina. El turismo se beneficiaría, dado que sería atractivo para muchos visitantes venir a Costa Rica, aprovechando un mega-aeropuerto con acceso ágil al Pacífico Central. Los productores agrícolas incrementarían la capacidad de exportación, gracias a los vuelos directos con aeronaves grandes a Europa, aseguró Alex Khajavi, Presidente Ejecutivo de la aerolínea nacional NatureAir. Falta todavía una definición clara del proyecto; de hecho, sería preferible ampliar las operaciones del Internacional Juan Santamaría, lo que tendría un costo menor que construir un aeropuerto nuevo. Por otro lado, habría problemas del espacio en la zona, que limitarían la posibilidad de aprovechar esta opción. Mientras tanto, el Gobierno anunció la contratación de la firma británica de consultores Mott MacDonald por el monto de $1,6 millones, para hacer el estudio preliminar del Aeropuerto de Orotina, con los análisis técnico, operacional, constructivo, financiero, social, meteorológico, y ambiental, entre otros. El problema que el mega-Aeropuerto de Orotina tendría es que podría ser difícil recuperar la inversión de varios millones de dólares, si no se contara con un nivel de tránsito de pasajeros significativo. El mega-aeropuerto costero competiría con el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el cual ya se encuentra bien establecido como el mejor aeropuerto de la región, “El Hub de las Américas” de la aerolínea COPA Airlines y con las remodelaciones que está teniendo el Aeropuerto Internacional ElDorado de Bogotá, la base de vuelos de Avianca. Pueda ser que el Aeropuerto Internacional de Orotina de Costa Rica “este llegando muy tarde a la fiesta”, si se toma en cuenta que además en pocos años estará listo el nuevo Aeropuerto Internacional de Palmerola que vendrá a sustituir a Toncontin en Tegucigalpa y que el gobierno de Managua acaba de anunciar en los medios que con apoyo de Rusia, el Aeropuerto Internacional Augusto Cesar Sandino de Managua será remodelado y expandido. El proyecto del Aeropuerto Internacional de Orotina no estaría finalizado hasta el 2026, o sea en diez años. Muchos costarricenses son escépticos del proyecto partiendo que los gobiernos en Zapote no han podido hacerle frente con éxito al problema que tiene Costa Rica con la infraestructura de carreteras, puentes, puertos y aeropuertos. Pueda que el proyecto sea solamente un sueño irreal.

Costa Rica se convierte en “hub” de conectividad aérea en el Istmo

BA (8)
Hoy cerca de 20 compañías aéreas vuelan al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de Alajuela brindando conexiones a 46 destinos alrededor del mundo.

SAN JOSE, Costa Rica—Las estrategias del ICT (Instituto Costarricense de Turismo) y de AERIS y Coriport S.A. respectivamente han convertido a Costa Rica en menos de un año en un imán para las aerolíneas, tanto nacionales como extranjeras. La última en anunciar nuevas operaciones fue la mega aerolínea francesa Air France, con la llegada en noviembre del primer vuelo directo desde París utilizando el Boeing B-777. Por otra parte, en el segundo semestre de este año, también empezarían a volar empresas que se están certificando como operadores aéreos en la Dirección General de  Aviación Civil, como Holiday Air, Air Costa Rica y Volaris Costa Rica. Finalizado 2016, con el vuelo de Air France, se habrán agregado unos 332 mil asientos anuales, respecto a lo que venía sucediendo hasta el primer semestre del año pasado. Son cerca de 28 mil asientos adicionales disponibles por mes. Estos visitantes provienen de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y México. En términos de gastos, los turistas pagan en promedio unos $1.250 por persona, con una permanencia de diez días, según el Instituto Costarricense de Turismo. La mayoría de los vuelos adicionales son de aerolíneas de bajo costo; de hecho, este tipo de empresa a menudo no compite por precio, sino por duración corta del viaje, horario conveniente o apertura de nuevas conexiones. Un 70% de los vuelos iniciados este año por esas aerolíneas llegan a San José, mientras los demás aterrizan en el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber de Liberia. Se trata de un beneficio tanto para la capital como para la provincia de Guanacaste. Para Coriport S.A. y para AERIS, empresas que administran ambos aeropuertos, el reto es satisfacer esa ola de nuevos pasajeros. “Ya las ampliaciones para los vuelos grandes como los de Iberia, Air France y British Airways se realizaron con la inauguración de la sala de abordaje el año pasado, por eso tenemos toda la capacidad para operar esos y más vuelos”, dijo Rafael Mencía, gerente de AERIS. Por otro lado, son cerca de tres empresas las que buscan utilizar nuestro país como “hub” o base de conexiones para sus operaciones, como lo son Holiday Air, Air Costa Rica y Volaris Costa Rica. Las tres aerolíneas iniciarían entre julio y agosto la venta de vuelos. El objetivo de estas empresas es volar a Centroamérica, Miami, Orlando, Nueva York y algunos países en el Caribe. Primero, lo harían con operaciones de charters, alquiladas por agencias de viajes o empresas específicas y luego abrirían los vuelos comerciales itinerados a todos los pasajeros interesados. Desde el año anterior seis nuevas aerolíneas confirmaron sus operaciones, además otras seis aumentaron frecuencias. Esta llegada de nuevas compañías aéreas y la puesta en marcha de las empresas nacionales es parte de la estrategia para la atracción de aerolíneas con que trabaja el ICT en reuniones bilaterales y la promoción del país en ferias internacionales. “Algunas de las decisiones que realizan las aerolíneas en un nuevo destino vienen de un análisis que supera los cinco años de evaluaciones en relación con el costo-beneficio, la rentabilidad de la nueva ruta y la concordancia con la estrategia de crecimiento”, dijo Mauricio Ventura, Ministro de Turismo. Hoy cerca de 20 compañías aéreas vuelan al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de Alajuela brindando conexiones a 46 destinos alrededor del mundo. Por su parte, diez aerolíneas vuelan al Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, en Liberia que conectan a 24 destinos a nivel mundial. Entre las aerolíneas que se desea que inicien servicios a Costa Rica en un futuro o que al menos consideren Costa Rica como destino en un futuro se mencionan: Air Europa y Plus Ultra de España, Air Berlin y Eurowings de Alemania, KLM de Holanda, Norwegian de Noruega, Finnair de Finlandia, Aeroflot de Rusia, Qatar Airways de Catar (aprovechando el Acuerdo de Cielos Abiertos existente entre Costa Rica y Catar) Azul de Brasil y LATAM de Chile. Queda pendiente ver si tanto el Gobierno de Costa Rica, el ICT y las empresas privadas que manejan los dos aeropuertos internacionales logran atraer estas otras aerolíneas miembros de las alianzas SkyTeam y OneWorld.

Primera aeronave de Air Costa Rica recibirá librea de la empresa el próximo 16 de mayo

1486066
La última aerolínea nacional de Costa Rica en usar la bandera en la cola fue la desaparecida LACSA. Air Costa Rica tendrá una librea que incluye la bandera costarricense en la cola de su Boeing 737-300.

SAN JOSE, Costa Rica–Air Costa Rica, la única aerolínea de capital costarricense, ya tiene su primer avión en el país y está a pocos días de ser sometido a trabajos de mantenimiento y a una nueva librea que incluirá la bandera de Costa Rica en la cola, como la tuvo por algunos años LACSA. El gerente de la aerolínea, Carlos Víquez, confirmó que la aeronave llegó a suelo nacional el pasado 24 de marzo, pero que hasta el próximo lunes 16 de mayo empezarán a realizarle los   arreglos con la meta de ponerlo a operar en el mes julio. Víquez indicó que el atraso en el inicio de las labores de mantenimiento se debe a que la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) no tenía espacio en sus hangares para iniciar los trabajos de pintura. El avión es un Boeing 737-300, con capacidad para 149 pasajeros, que fue traído de Irlanda y adquirido por Air Panama, la aerolínea hermana de Air Costa Rica. La aeronave, actualmente de color amarillo con blanco, será pintada toda de blanco, llevará el distintivo o nombre de Air Costa Rica en azul y rojo en el fuselaje, los colores de la bandera de Costa Rica en la cola y la matrícula TI (Tango India, costarricense). La última aerolínea en tener la bandera costarricense en la cola fue LACSA, la que fue absorbida por TACA y eventualmente por la colombiana Avianca en el 2009. El 737-300 de Air Costa Rica también tendrá algunos detalles con sello nacional en el fuselaje y probablemente la marca país. La aerolínea traerá tres aviones más: otro Boeing 737-300 y dos Fokker 100 de fabricación holandesa (con espacio para 100 pasajeros), estos dos últimos serán utilizados para los viajes en Centroamérica. Los primeros vuelos de Air Costa Rica serán tipo chárter a destinos como Punta Cana (República Dominicana), Coxen Hole en la isla Roatán (Honduras), San Andrés y Cartagena (Colombia). “Somos una realidad nacional. Somos la primer aerolínea costarricense del siglo XXI”, expresó Víquez. Guatemala es el destino elegido para que el avión costarricense realice su primer vuelo regular. La fecha de ese primer vuelo no está definida, porque hasta hace poco empezaron el proceso de certificación en Guatemala, el cual puede tardar entre tres y seis meses. Además, una vez que reciban el aval de las autoridades guatemaltecas, deben comercializar los vuelos entre Costa Rica y Guatemala, lo cual puede tardar tres meses más. Carlos Víquez espera que este proceso se concrete antes de que termine el año. Los siguientes destinos serán Panamá y Bogotá (Colombia). Air Costa Rica pretende iniciar en junio el proceso de certificación en esos países. Un destino añorado, pero que implica un camino más largo, es la ciudad de Miami en el Estado de la Florida, Estados Unidos.  Para iniciar el proceso de certificación para volar a Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación estadounidense exige que una aerolínea deba haber operado vuelos regulares por lo menos durante seis meses. Air Costa Rica recibió el permiso para utilizar los cielos y aeropuertos del territorio nacional desde setiembre del 2015, pero aún no ha arrancado operaciones porque necesitan contar con el permiso de vuelo en los países a donde quieren volar. “Uno como aerolínea no puede abrir todos los puntos de una sola vez, porque abrir cada destino representa una inversión entre $200.000 o $300.000”, comentó Víquez. Air Costa Rica es el nombre comercial de Ticas Air, una sociedad de inversionistas costarricense en conjunto con la aerolínea Air Panama. Costa Rica solamente ha tenido dos aerolíneas bandera internacionales, LACSA la que fue fundada en 1945 por el gobierno costarricense y Pan Am (de la cual solo existen los permisos de vuelo propiedad hoy de Avianca) y Aero Costa Rica S.A. la cual operó desde 1992 a 1997 y que fue propiedad de Calixto Chaves.

Volaris Costa Rica y Holiday Air están cerca de obtener permisos

2729703
La compañía Volaris Costa Rica cuenta con dos aviones Airbus 320 y sumará cuatro más el próximo año. Cada aeronave tiene una capacidad para 179 personas y un costo de $70 millones.

SAN JOSE, Costa Rica–Tanto Volaris Costa Rica y Holiday Air buscan utilizar la bandera nacional de Costa Rica para promocionar vuelos comerciales. Las dos aerolíneas se encuentran en la fase cuatro de cinco fases para certificarse como aerolíneas costarricenses, según Álvaro Vargas, jefe de Operaciones Aeronáuticas de Aviación Civil. Las aerolíneas operarían vuelos regulares y no regulares, tipo chárter. Con esta fase concluida, seguiría la revisión de todos los documentos para que pudieran volar en el segundo semestre de este año. Ambas empresas aéreas se sumarian a Air Costa Rica, la cual recibió el aval para despegar desde finales del 2015 pero aún no inicia con los servicios aéreos a pesar de que ya un Boeing 737 se encuentra en el país. El director de la Dirección General de Aviación Civil, Enio Cubillo, confirmó que Volaris Costa Rica –de capital mexicano– se encuentra en la fase cuatro, de cinco totales, para obtener el Certificado de Explotación y Operación Aérea por parte del Consejo Técnico. Álvaro Vargas, jefe de Operaciones Aeronáuticas de Aviación Civil, indicó que la otra aerolínea, Holiday Air también se encuentra en la fase cuatro y esta es de capital estadounidense. Ambas compañías superaron las primeras tres fases del proceso de certificación, en las cuales se realiza una reunión de presentación del interés de la aerolínea y se aporta la documentación técnica, financiera y legal. La fase cuatro es en la que se muestran los aviones, personal y las instalaciones, como simuladores y centros de entrenamiento. En la fase cinco se realiza una audiencia pública y se otorga el certificado. “Será una empresa costarricense, con personal costarricense”, dijo Fernando Naranjo, director de Volaris en Costa Rica. Naranjo había sido anteriormente el Presidente Ejecutivo de TACA de Costa Rica. Esta aerolínea volará a destinos en Centroamérica y México en una primera etapa. Luego incorporará vuelos a países de Suramérica y a Estados Unidos. En algún momento, los vuelos a Guadalajara y Cancún, que actualmente maneja Volaris de México, pasarán a manos de Volaris Costa Rica.  Naranjo estima que iniciarán operaciones en agosto de este año con un vuelo a Ciudad de Guatemala. La compañía cuenta con dos aviones Airbus 320 y sumará cuatro más el próximo año. Cada aeronave tiene una capacidad para 179 personas y un costo de $70 millones. Volaris Costa Rica vendrá a llenar el vacío que dejo Avianca cuando cerró la base de vuelos de conexión en el Aeropuerto Juan Santamaría en el 2013. Actualmente la empresa emplea a 30 personas y esperan aumentar a 200 para mediados del 2017. El interés de Volaris de contar con una aerolínea de bandera costarricense es que le permitirá tener mayor flexibilidad para realizar vuelos entre México y Centroamérica, los cuales están limitados por acuerdos bilaterales. Por ejemplo, entre México y Costa Rica solo pueden operar dos aerolíneas por ciudad. Los vuelos a la Ciudad de México ya están acaparados por Interjet y Aeroméxico, por lo que Volaris (también mexicana) no puede realizar viajes a ese destino, pero Volaris Costa Rica (costarricense) sí podrá hacerlo. Volaris Costa Rica se enfocará en viajes de negocios y turismo regional. “Vamos a democratizar la aviación en Centroamérica con tarifas mucho más bajas”, resaltó Naranjo.  La aerolínea Air Costa Rica recibió el permiso para empezar a utilizar los cielos y aeropuertos del territorio nacional desde setiembre del 2015, pero aún no ha arrancado operaciones.  La única aerolínea de capital costarricense y hermana de Air Panama se encuentra solicitando los permisos en otros países como Guatemala, Panamá, Colombia y Perú. “Ya es cuestión de ellos, tienen tiempo limitado. Primero se les dio tres meses de tiempo, y hace como dos semanas se les concedió una extensión”, dijo Enio Cubillo. Una vez que una aerolínea cuenta con el aval de Aviación Civil, tiene seis meses para iniciar operaciones. Después de eso puede solicitar una única extensión del plazo. “Solo se permite una extensión. Una vez vencido ese plazo, debemos verificar qué sucedió y hasta cabe la posibilidad de que pierdan el permiso”, explicó Cubillo, tal como le ocurrió hace algún tiempo a Ticos Air la cual nunca despego. Existe el interés de otra empresa para operar rutas directas desde el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber de Liberia, llamado Costa Jet, sin embargo a la fecha no han presentado documentos a Aviación Civil.

Avianca Holdings tiene que reducir su plan de inversión en $1.400 millones

2681134
La empresa acaba de nombrar a Hernán Rincón como su Presidente Ejecutivo, el que tendrá la labor de enderezar el curso de la segunda empresa aérea más grande en América Latina.

BOGOTA, Colombia—La empresa internacional Avianca Holdings S.A. llegó a un acuerdo con el consorcio aéreo Airbus S.A.S, para reducir el número de entregas de aeronaves programadas para los años 2016, 2017, 2018 y 2019 como una medida para mejorar la rentabilidad, alcanzar una estructura de capital más eficiente y reducir los niveles actuales de endeudamiento. Este acuerdo alcanzado por AVH con el fabricante de aviones europeo representa una reducción del CAPEX (Plan de Inversión) de aproximadamente $1.400 millones para los próximos 30 meses. Durante este mismo periodo, Avianca Holdings S.A. continuará con las iniciativas de reducción de costos con miras a fortalecer el balance y la generación de flujo de caja libre, informó la empresa en un comunicado internacional. Según el informe de prensa, Avianca Holdings S.A. reafirma su meta de apalancamiento, medido como deuda neta ajustada sobre EBITDAR (un indicador financiero), en no más de 5.0 veces para 2019. La empresa acaba de nombrar a Hernán Rincón como su Presidente Ejecutivo, el que tendrá la labor de enderezar el curso de la segunda empresa aérea más grande en América Latina. En algunos círculos se rumora de recortes en la planilla en diferentes áreas de la empresa. Avianca Holdings S.A. está integrada por las aerolíneas: Aerovías del Continente Americano S.A. (Avianca), Tampa Cargo S.A.S constituidas en Colombia, Aerolíneas Galápagos S.A Aerogal en Ecuador, y las compañías del Grupo TACA: TACA International Airlines S.A. constituida en El Salvador, Líneas Aéreas Costarricenses S.A. LACSA. en Costa Rica, Trans American Airlines S.A. en Perú, Servicios Aéreos Nacionales S.A. SANSA en Costa Rica, Aerotaxis La Costeña S.A. en Nicaragua, Isleña de Inversiones C.A. de C.V. Isleña en Honduras y Aviateca S.A. en Guatemala.