Volaris suma otros destinos en la región

4141431
Enrique Beltranena es uno de los ejecutivos de aviación más reconocidos en la región centroamericana, tiene más de 27 años de experiencia y no solo ha visto cómo ha evolucionado la industria, sino que ha trabajado en esa evolución.

SAN SALVADOR, El Salvador– Después de su primer ingreso en Centroamérica con su itinerario de vuelos de Guatemala a México, en 2015, Volaris, la aerolínea mexicana que ofrece vuelos con precios “ultra bajos”, se propone operar este año en toda la región. Sus más recientes destinos de punto a punto inaugurados en noviembre de 2016 fueron Costa Rica y Guatemala. Este primer semestre de 2017 aterrizará en El Salvador, Honduras y Nicaragua, asegura el CEO y creador de la firma, el guatemalteco Enrique Beltranena. Volaris cuenta con una flotilla de 67 aeronaves Airbus A-319, A-320 y A-321 con capacidad para transportar a 145, 188 y 220 pasajeros respectivamente, y con los que al cierre de 2016 cubrían 158 rutas.  La compañía está reconocida en la industria como la aerolínea más puntual en México y la número ocho en Estados Unidos. Cuenta con servicio de atención a los viajeros por medio su “call center” ubicado en El Salvador, donde emplea directamente a más de 800 personas. Para Enrique Beltranena hay una diferencia clara entre la aviación comercial convencional y el que cree que es el modelo adecuado para la región: el de ultra bajo costo. “Permite por medio del precio bajo, estimular la demanda y generar más vuelos de punto a punto. Es un sistema más incluyente que se adapta a la clase media y a las necesidades sociales de migración y al movimiento de las pequeñas y medianas empresas”, agrega. Este modelo de “low cost” no es para todo el mundo, como el viajero corporativo que busca una clase ejecutiva, un programa de puntos de millas, por ejemplo. “Somos una aerolínea para un grupo que es muy sensitivo al precio, como por lo general es nuestra región. Sobre todo, ahora que volar ha dejado de ser un lujo para convertirse en un commodity”, recalca el ejecutivo. Así la compañía parte de algo sencillo, como limpiar de la tarifa de servicios extras y dejar únicamente el costo del vuelo del punto “a” al punto “b”. Todo lo demás es opción del cliente si lo adquiere. El resultado es que, con la aplicación de este modelo, los mercados crecen seis veces más de lo normal, y es a eso a lo que Volaris le apuesta en Centroamérica. De acuerdo con las estadísticas que la compañía maneja, el mercado actual de la región es de 6.6 millones de pasajeros. Con el modelo estiman que a 10 años lo pueden duplicar, con crecimientos anuales del 17.18 %. Entre sus proyecciones, para el primer semestre de 2017, tiene planeado volar a los aeropuertos de San Salvador, Managua, San Pedro Sula con enlace a México y, para el segundo semestre hacerlo de estos puntos a Estados Unidos. La estrategia está claramente enfocada a ganar el mayor nicho de mercado regional. Volaris le apuesta a una demanda diferente en precio de manera que le permita operar de manera eficiente con la tarifa más barata, entre sus objetivos están, además de generar un nuevo segmento de viajeros, aumentar la frecuencia de los actuales. Otro segmento al que apunta es atender a la pequeña y mediana empresa, negocios en donde el precio es muy importante. Enrique Beltranena es uno de los ejecutivos de aviación más reconocidos en la región centroamericana, tiene más de 27 años de experiencia y no solo ha visto cómo ha evolucionado la industria, sino que ha trabajado en esa evolución. A finales del 2004 Roberto Kriete, presidente de la Junta Directiva y CEO del Grupo TACA (hoy Avianca), le pidió que hiciera los planos del crecimiento de la aviación de Latinoamérica para los siguientes 15 años. Realizaron siete proyectos; entre ellos, estaba crear un “hub” o centro de conexiones en Lima, Perú. TACA necesitaba una aerolínea más fuerte en el sur del continente, por lo que un segundo proyecto fue la fusión con Avianca. A estos proyectos se suma una aerolínea en Venezuela, otra en el Caribe, una más para desarrollar turismo en Ecuador, específicamente en Galápagos y, el proyecto de Volaris, concebido desde el principio como una aerolínea de bajo costo para atender a la clase media y a la pequeña y mediana empresa, con un modelo de punto a punto. El proyecto de Volaris arrancó en febrero de 2005, con $57 mil de capital. En junio del mismo año, le inyectan $100 millones y a finales del mismo se hizo una segunda aportación, con la cual sumó $196 millones. “Inició con cuatro grupos de inversión. El Grupo Inbursa de Carlos Slim; Grupo Televisa con una inversión de Emilio Azcárraga y sus socios; el Grupo Discovery de México y, por los centroamericanos, el salvadoreño Roberto Kriete, que se unió desde el principio. Todos con una participación del 25 %”, comparte Beltranena. La consolidación de la aerolínea inició en marzo de 2006, con dos aeronaves prestadas por Roberto Kriete, cuya familia tiene participación, aparte de la que Kriete tiene en Avianca. “En 2010 el grupo Televisa e Inbursa se retiran habiendo multiplicado su inversión, abriendo las puertas a nuevos inversionistas”, detalla el directivo. Es ahí donde entra a participar el Grupo Índigo, el cual es inversionista de Wizz Air en Europa y Spirit Airlines en Estados Unidos, entre otras líneas. Un grupo especializado, como un socio industrial que llegó a apoyar a profundidad, en el desarrollo del modelo de negocios de bajo costo, relata el CEO de Volaris, mientras el A-320 volaba por primera vez de Costa Rica a Guatemala con alrededor de 120 pasajeros. A partir de esa negociación, la firma mexicana comenzó a operar internacionalmente, como parte de su expansión a otros destinos. “En septiembre de 2013, se lanzó el proyecto a Bolsa. Para 2016, el 56 % del capital de Volaris está flotando en Bolsa. De haber iniciado el proyecto con $50 mil, ahora es una compañía con un valor de mercado de casi $1,700 millones”, afirma el entrevistado. Los planes de Enrique Beltranena como presidente de Volaris es seguir creciendo, expandirse en Centroamérica, eventualmente al Caribe y en el Sur de las Americas.

Advertisements

Ultimátum a VECA Airlines

4078093
La primera aerolínea de bajo costo en Centroamérica había sido fundada por Alba Petróleos de El Salvador con fondos provenientes de Venezuela.

SAN SALVADOR, El Salvador–La empresa VECA Airlines deberá resolver su futuro en un lapso máximo de tres meses, según lo establecido por la Autoridad de Aviación Civil de El Salvador. Su director ejecutivo, Jorge Puquirre, explicó a el diario virtual salvadoreño Elmundo.sv que “…’el argumento de ellos (VECA) se basa en que sus aeronaves actuales no son rentables por su oferta de vuelos a bajo costo’. Sin embargo, ‘ellos ya están en conversaciones con otros operadores en busca de arrendar otro tipo de aviones más pequeños’. Si la compañía decide no continuar en el mercado, la Aviación Civil tiene la facultad legal de ‘cancelar de manera definitiva el permiso de operación’.” apuntó Puquirre. “… Si la aerolínea VECA decide seguir operando con aviones más pequeños, deberá tramitar ante la entidad los permisos para utilizar nuevos tipos de aeronaves, las cuales serán sometidas a un proceso de evaluación, de acuerdo a la normativa y estándares de seguridad aeronáutica de El Salvador.” La primera aerolínea de bajo costo en Centroamérica había sido fundada por Alba Petróleos de El Salvador con fondos provenientes de Venezuela. La aerolínea estuvo plagada por una mala administración desde sus inicios. Hoy la aerolínea de bajo costo en la región es Volaris Costa Rica la que opera vuelos desde su base en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José.

Costa Rica tiene finalmente aerolínea de bandera nacional

16602765_10154433757308261_4628819936566046205_n
El despegue del Boeing 737-300 de Air Costa Rica con destino a Río Hato en Panamá, cambia nuevamente la historia de la aviacion nacional.

SAN JOSE, Costa Rica—Cuando el Boeing 737-300 de la aerolínea costarricense Air Costa Rica despegara del Aeropuerto Juan Santamaría este pasado viernes, Costa Rica volvió a tener una aerolínea de bandera nacional. En 1945 LACSA fue fundada por Pan American World Airways y el gobierno para darle al país una aerolínea que llevara por el mundo la bandera costarricense. A lo largo del tiempo hubo varios intentos de fundar aerolíneas nacionales pero no seria hasta 1992 cuando iniciaría operaciones Aero Costa Rica S.A. (Acorisa) del empresario Calixto Chaves. Esta aerolínea duraría hasta 1997 y LACSA por otro lado fue adquirida por TACA International de El Salvador quien la fusionó al resto de las aerolíneas centroamericanas bajo el nombre de Grupo TACA. El despegue del Boeing 737-300 de Air Costa Rica con destino a Río Hato en Panamá, cambia nuevamente la historia de la aviacion nacional. La aerolínea inicia así operaciones de vuelos chárter (vuelos no regulares en itinerario). La aerolínea tomó la decisión ante la volatilidad del mercado aéreo comercial en la región, de enfocarse, al menos, por los próximos seis meses de este año en esta modalidad de operación. Carlos José Víquez, director financiero de Air Costa Rica, explicó que se aprovecharán periodos de vacaciones, por ejemplo, abril próximo con la Semana Santa y las eliminatorias de la Selección Nacional de Fútbol para el Mundial de fútbol, para transportar a la misma Selección o grupos de aficionados. “Considero que por la situación atípica en la región, donde nacieron muchas aerolíneas en los últimos meses provocó un mercado muy dinámico, por eso hemos puesto en hold las rutas regulares”, expresó Víquez quien tambien habia trabajado en el proyecto de Chaves hace 25 años. Se espera en los próximos meses la recepción de su segundo avión, por el momento se iniciará vuelos con el Boeing 737-300 actual. Para los siguientes meses, la aerolínea tiene ya suscritos contratos en vuelos chárter hacia: Cancún, la isla de Roatán, Barcelona (Colombia), San Andrés, Acapulco, San Pedro Sula, Ciudad de México; un par de vuelos a Perú entre otros destinos.

JetSmart ofrecerá tarifas nunca antes vistas a los chilenos

file_20170203113435
La nueva compañía, que pertenece al fondo de inversión Indigo Partners, espera comenzar a operar antes que termine el invierno, con una flota inicial de tres Airbus A-320s.

SANTIAGO, Chile– JetSmart es la nueva aerolínea que se inaugurará en Chile, con un modelo de negocios “ultra low cost”.La compañía aérea, perteneciente al fondo de inversiones Indigo Partners, promete ofrecer tarifas “nunca antes vistas en Chile”, con precios de hasta un 35% más bajos a los ofrecidos dentro del mercado nacional. Según el Gerente General de JetSmart, Estuardo Ortiz, esperan comenzar a operar en el país luego del proceso de certificación. “Nos gustaría empezar a volar antes de que terminé el invierno”, comentó Ortiz quien fuera el CRO de la aerolinea colombiana Avianca. En cuanto a destinos, agregó que “inicialmente los vuelos serán sólo nacionales”, sin embargo precisó que por ahora no hay una definición respecto a cuáles serán los destinos principales. “Este proceso está en un 60% de avance”, aseguró el ejecutivo de la nueva aerolinea. Asimismo, el presidente de Índigo Partners, William Franke, explicó que el principio base de JetSmart es “la elección el consumidor. Nuestras tarifas están diseñadas para mantenerse bajas”. Además, señaló que “nuestra flota es nueva y moderna. No hay nadie en el mundo que compre mejores aviones que nosotros, con activos cercanos a los US$50 millones”. Esperan tener 3 aviones Airbus A-320 para este 2017, para luego el 2018 contar con 6 aeronaves adicionales, constituyendo una flota total de 9 aviones, y una inversión planificada de US$100 millones dentro de los próximos 5 años. Franke indicó las razones por las cuales la compañía eligió a el país para la expansión de JetSmart: “Creemos que existe un segmento de clientes que ha sido ignorado, que desean volar pero con precios justos. Además de que Chile es un país con un atractivo punto de entrada para el lanzamiento de una línea aérea de tarifa económica, incluidos su estabilidad económica y aumento del tráfico aéreo; su crecimiento económico; ambiente regulador favorable y equitativo; cielos abiertos; y tratos bilaterales sólidos con otros países de la región”, aclaró el presidente de la compañía. Este fondo de inversiones ha desarrollado aerolíneas del modelo de negocios en Estados Unidos (Frontier Airlines), Europa (Wizz Air Hungary), América Latina (Volaris y Volaris Costa Rica) y Asia (Tigerair). Aunque otra aerolinea chilena, Sky Airline se mercadea como una aerolinea de bajo costo, la percepcion del Mercado es que es una aerolinea de servicio de bajo costo pero con tarifas caras, nicho que JetSmart espera llenar con mucho exito como lo han hecho las aerolineas “hermanas” en el mundo.

Volaris Costa Rica iniciará vuelos directos entre San José y Managua a partir de abril

dt-common-streams-streamserver
Volaris Costa Rica lanza su tercer destino desde la ciudad de San José a Managua, capital de Nicaragua.

SAN JOSE, Costa Rica–La aerolínea de bajo costo Volaris Costa Rica anunció éste miércoles 1 de febrero que iniciará los vuelos directos entre el Aeropuerto Internacional Juan Santamaria de Costa Rica y Nicaragua a partir del 7 de abril. La filial de Volaris tendrá un vuelo diario todos los días de la semana con salidas desde el aeropuerto en Alajuela a las 2:00 PM y llegadas a Managua, Nicaragua a las 3:08 PM El vuelo de regreso diario saldrá a las 3:48 PM del Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino en Managua y llegará a Costa Rica a las 4:49 de la tarde. Volaris vuela actualmente entre Costa Rica y Guatemala con tiquetes a bajo costo y a partir del 20 de febrero iniciará los viajes a El Salvador. Fernando Naranjo, Gerente General de Volaris Costa Rica explicó, en un comunicado, que los vuelos diarios a Nicaragua tendrán precios bajos para incentivar el turismo entre ambos países y el movimiento de nicaragüenses residentes en el país. Los boletos aéreos saliendo de San José se podrán comprar desde los $69.00 y saliendo de Nicaragua tendrán precios a partir de los $84.22. La venta de boletos para los vuelos entre Costa Rica y Nicaragua ya están disponibles en las diferentes agencias de viajes autorizadas, en la página web de Volaris Costa Rica y en el call center 506-4002-7462. Las aerolíneas de bajo costo que operan en Costa Rica y en el resto de la región iniciaron un proceso de ajuste y reacomodo a inicios del 2017. El pasado 10 de enero, Wingo (propiedad de COPA Airlines) canceló su vuelo de Costa Rica a Guatemala, que ofrecía por poco más de $100, por falta de mercado, tras un mes de prestar el servicio; sus operaciones se mantienen hacia Panamá, destino que compite con tarifas bajas con Air Panamá y con las aerolíneas de servicio completo COPA Airlines y la colombiana Avianca. Volaris Costa Rica anunció nuevos vuelos a El Salvador y Nicaragua este año, y la salvadoreña VECA Airlines cerró sus operaciones entre El Salvador, Guatemala y Nicaragua, en medio de rumores sobre presunta inestabilidad de la empresa, pese a que ofrecía tarifas más bajas que la competencia. Air Costa Rica anunció que no hará vuelos directos a Guatemala debido a la “volatilidad” del mercado y en analizará nuevos destinos para competir. La cantidad de asientos disponibles en aerolíneas de bajo costo en Costa Rica aumentaron 64% entre 2015 y 2016. El mercado pasó de 432.261 asientos de bajo costo en 2015 a 708.340 en 2016, según datos de la Official Airline Guide (OAG) facilitados por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).