Empresa colombiana Avianca Holdings despide 91 personas en Costa Rica

2405168 (2)
Avianca cerro la base de vuelos (hub) que tenía en San José en el 2013, la decidirse por tener solo tres centros de conexión en El Salvador, Bogotá y Lima. Dicho “hub” había sido desarrollado por Líneas Aéreas Costarricenses S.A. (LACSA) desde 1979 y llego a ser el centro de conexiones más importante de la región.

SAN JOSE, Costa Rica—La aerolínea colombiana Avianca propiedad de Synergy Group, anunció la tarde de este jueves 11 de mayo que despedirá a 91 personas en Costa Rica, porque sus servicios financieros se centralizarán en los próximos meses en El Salvador y en Bogotá, Colombia. Así lo anunció en un comunicado de prensa, que distribuyó paulatinamente entre los medios de comunicación, y donde atribuyó la medida a la “reorganización que adelanta la compañía, con miras a obtener mayor eficiencia y productividad”. Según el documento, la salida de ese personal se concretará desde mayo a setiembre, pues la migración de esos servicios a El Salvador y Colombia se hará de manera estructurada y paulatina, esperando culminar el traslado a mediados del último mes citado. “La compañía acordará con cada uno de ellos la fecha y condiciones de retiro con absoluto respeto por las personas que han formado parte de la empresa y en el marco de las normas laborales costarricenses”, detalló Avianca en el comunicado. La empresa colombiana hace este anuncio apenas tres semanas después de que informó de nuevos vuelos directos desde Costa Rica, uno a México, con cuatro frecuencias semanales, y otro a San Pedro Sula, Honduras, con una frecuencia diaria. En esa ocasión, el 20 de abril, la firma dijo que durante el 2016 contrató a 250 personas y que este año ya casi lleva 100 plazas nuevas en Costa Rica. De esa manera, agregó, ya contaba con 1164 empleos en Costa Rica. Esta tarde aclaró en el informe a la prensa que el servicio Avianca continúa operando como lo hace hasta el momento en el país. Incluso estimó que la contratación de personal costarricense podría incrementarse, de acuerdo con las necesidades de la operación. Sin embargo, en los círculos del gremio de viajes y la opinión publica en el país centroamericano, el anuncio de los nuevos vuelos de Avianca a Ciudad de México han tenido el efecto contrario. La ruta entre la capital costarricense y el Aeropuerto Internacional Benito Juárez es servida por Aeroméxico e Interjet y Volaris Costa Rica (aerolínea asociada a Volaris México) también solicito los permisos para operar la ruta. Avianca cerro la base de vuelos (hub) que tenía en San José en el 2013, la decidirse por tener solo tres centros de conexión en El Salvador, Bogotá y Lima. Dicho “hub” había sido desarrollado por Líneas Aéreas Costarricenses S.A. (LACSA) desde 1979 y llego a ser el centro de conexiones más importante de la región. En diversos blogs nacionales y redes sociales los costarricenses piden al gobierno del presidente Guillermo Solís que rescate el Certificado de Operación Aérea (COA) de LACSA propiedad de Avianca Holdings quien ha demostrado falta de interés total por Costa Rica.

Llegó a Costa Rica el primer vuelo directo desde Suiza

4036363 (2)
Edelweiss Air opera un Airbus A-340-300 en la ruta a Costa Rica. En la imagen la aeronave llega al Aeropuerto de Kloten en Zurich.

SAN JOSE, Costa Rica—El pasado 9 de mayo llegó al país el primer vuelo directo de la empresa aérea suiza Edelweiss Air, procedente del aeropuerto Kloten de Zúrich. La aeronave, un Airbus A340-300 con 314 asientos, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en medio de una fuerte lluvia que afectaba en esos momentos al Valle Central donde se ubica el principal aeropuerto internacional de Costa Rica. Este vuelo fue anunciado en junio del año pasado por el presidente de la compañía suiza, Bernd Bauer, y el presidente, Luis Guillermo Solís, en un acto protocolario en el Teatro Nacional de San José. En aquella oportunidad Bauer mencionó que el vuelo traería aproximadamente 27.000 turistas al país cada año creando un impacto económico de 80 millones de dólares. Edelweiss Air es una empresa propiedad de Swiss International Airlines que a su vez es propiedad de la aerolínea alemana Lufthansa. Tiene un total de 10 aeronaves en su flota y su nicho son los vuelos desde Suiza a destinos vacacionales como Egipto, Croacia, Tailandia, España, Punta Cana, Cancún y ahora Costa Rica. Con Edelweiss Air, suman ya cinco aerolíneas europeas que operan al AIJS: Iberia, Condor, British Airways y Air France. Para el inicio de la época alta de turismo a Costa Rica otra aerolínea europea se unirá al grupo, la holandesa KLM que operará por primera vez el avión más moderno del mundo el Boeing 787 “Dreamliner”. Costa Rica se ha convertido en uno de los países más populares en Europa y se espera que otras aerolíneas como Air Europa, Eurowings, Alitalia e incluso alguna de Rusia se interese por operar al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, el cual con su nueva terminal esta entre los más modernos de la región.

 

El primer rival chino de Airbus y Boeing está listo para despegar

4190551 (3)
El vuelo inaugural del C-919, en un inicio previsto para 2016, se llevará a cabo pronto, según su fabricante, la empresa pública Commercial Aircraft Corporation of China (Comac), que mostró el primer ejemplar en noviembre de 2015.

 

SHANGHAI, República Popular de China–El Comac C-919, una aeronave de autonomía de medio alcance concebida por China para enfrentar al duopolio Airbus/Boeing, debe efectuar esta semana su primer vuelo de prueba, pero necesitará tiempo para colmar las ambiciones aeronáuticas de Beijing (Pekín). El vuelo inaugural del C-919, en un inicio previsto para 2016, se llevará a cabo el viernes, según su fabricante, la empresa pública Commercial Aircraft Corporation of China (Comac), que mostró el primer ejemplar en noviembre de 2015. Con este aparato, capaz de transportar a 168 pasajeros con una autonomía de 5.500 km, Comac espera rivalizar en los vuelos regionales con las dos estrellas internacionales de los aviones de corta y media distancia, el Boeing B-737 de la americana Boeing  y el A320 de la europea Airbus Industries. “Este vuelo inaugural no es un gran acontecimiento en sí mismo, pero sí un momento simbólico, revelador de la evolución de la industria aeronáutica china”, explicó Greg Waldron, responsable en Asia de la publicación FlightGlobal. Se trata, por tanto, de un desafío tecnológico con el que el gobierno ha hecho una apuesta de prestigio. No tener aviones “made in China” es estar a merced- de otros, declaró el presidente Xi Jinping en 2014. No obstante, el C-919 aprovecha tecnologías extranjeras ya que está equipado con motores Leap del americano General Electric y del francés Safran. El objetivo de Pekín es interponerse al duopolio euroamericano, al que ni el canadiense Bombardier, el brasileño Embraer o los rusos Tupolev y Sukhoi, han conseguido inquietar. Boeing y Airbus comparten, casi a la par, el vasto mercado chino, que debería destronar de aquí a 2024 a Estados Unidos como primer mercado mundial de transporte aéreo. Con una demanda creciente por el auge de la clase media, China necesitará 6.800 aviones en línea en los próximos 20 años, el triple de su flota actual, anticipó Boeing. Comac, por su parte espera obtener una parte del pastel. La empresa pública aseguró haber registrado 570 encargos para el C-919 a finales de 2016, casi exclusivamente de las compañías chinas. Sin embargo, el camino estará repleto de emboscadas hasta que China se imponga como un serio rival. “Para pasar a la etapa siguiente, habrá que vender el producto, algo que no será fácil” fuera de China, estimó Shukor Yusof, analista del gabinete Endau Analytics. “Para Comac será extremadamente difícil hacerse un hueco ya que Airbus y Boeing amarran bien el mercado de los aviones comerciales, con una larga historia detrás y productos probados desde hace tiempo (…) en un sector donde la credibilidad es crucial” para convencer a los compradores, manifestó. La ausencia de una red de servicio posventa y de mantenimiento podría desventajar a Comac, añadió Waldron. Además, la obtención de la preciada certificación de la Administración aeronáutica estadounidense será ardua. La luz verde es indispensable para sobrevolar Estados Unidos y, por lo tanto, para imponerse en el mercado de los aviones destinados a vuelos internacionales. Asimismo, el procedimiento con la Agencia de Seguridad Aérea Europea durará entre cuatro y siete años, según uno de sus responsables. Pekín espera poder ofrecer el C-919 a las aerolíneas en América Latina, África y Asia donde las líneas aéreas buscan aeronaves modernas, pero con precios menores a los de Boeing y Airbus.

 

 

 

Aerolínea holandesa KLM conectará de forma directa el Aeropuerto de Schiphol en Amsterdam con Costa Rica

4209473
El servicio se brindará en un Boeing 787-900 con 30 asientos de Clase Ejecutiva y 264 económica. El “Dreamliner” es una de las aeronaves mas modernas del mundo.

SAN JOSE, Costa Rica–La aerolínea KLM (Compañía Real Holandesa de Aviación) reabrirá sus vuelos hacia Costa Rica y anunció que conectará de forma directa a Holanda con Costa Rica durante la próxima temporada de invierno europea. Eso significa que comenzará operaciones el 31 de octubre del 2017 y finalizará el 23 de marzo del 2018. La información fue confirmada esta mañana en una conferencia de prensa en Casa Presidencial por parte del presidente costarricense, Luis Guillermo Solís y del Ministro de Turismo, Mauricio Ventura. KLM operó vuelos desde Holanda a Costa Rica vía las Antillas Holandesas hasta el año 1987 cuando suspendiera los servicios aéreos, entregándole la operación a su subsidiaria de entonces Martinair Holland. El regreso de KLM fue muy bien recibido por el gremio turístico de Costa Rica. El servicio se brindará en un Boeing 787-900 con 30 asientos de Clase Ejecutiva y 264 económica. Los vuelos saldrán martes y viernes. Los vuelos saldrán de Amsterdam-Schiphol a las 15:25 horas y llegará a San José a las 20:05 horas de Costa Rica. El vuelo de regreso a Holanda saldrá de San José a las 22:05 horas y llegará al Aeropuerto Internacional de Amsterdam-Schiphol a las 15:10 horas del día siguiente. KLM es parte de Air France, compañía que ya vuela a nuestro país. De esta forma, el grupo (que incluye ambas aerolíneas) ahora brindará cinco vuelos semanales desde Costa Rica hacia Europa, dos a París y dos a Ámsterdam. “Actualmente KLM lleva un gran número de pasajeros a Costa Rica a través de Panamá. El creciente interés de mercado europeo por este hermoso país nos convenció de iniciar un vuelo directo a San José”, indicó el Presidente y CEO de KLM, Pieter Elbers, por medio de un comunicado de prensa. Luis Guillermo Solís destacó que esta noticia representa un gran logro por los múltiples beneficios que genera la llegada de un nuevo vuelo, no solo para el turismo, sino para diversos sectores económicos en las comunidades que se encadenan al turismo, así como, exportadores y sectores productivos vinculados al comercio exterior. Por su parte, Ventura manifestó que con este vuelo el país pasó de tener de uno a seis vuelos directos que conectan al país con el continente europeo en los últimos dos años. Otras aerolíneas europeas que ofrecen vuelos directos a Costa Rica son: Iberia (desde Madrid), British Airways (Londres), Air France (París), Condor (Múnich y Fránkfurt) y próximamente Edelweiss (Zúrich). Durante el 2016, el turismo proveniente de Europa fue muy dinámico y se contabilizaron 434.884 llegadas por todas las vías, de las cuales 353,326 fueron por vía aérea, según datos proporcionados por el ICT. Los esfuerzos del gobierno de Costa Rica, el ICT y AERIS (administrador del Aeropuerto Juan Santamaría) han logrado posicionar el país como uno de los destinos más apetecidos y populares en Europa. KLM por su lado no es solo la línea aérea más antigua del mundo (fundada en 1919) pero una de las mejores empresas aéreas. Las siglas K-L-M son el acrónimo en holandés: Koninklijke Luchtvaart Maatschappij.

Volaris operará nuevas rutas desde y hacia el Aeropuerto de El Salvador

4188031
Volaris cuenta con dos aviones para su operación en Centroamérica, un Airbus A-319 y un A-320. Para junio espera contar ya con una tercera aeronave, y posteriormente seguir creciendo hasta un total de entre 18 y 22 aviones en tres años.

SAN SALVADOR, El Salvador–La aerolínea Volaris abrirá en junio próximo una nueva ruta entre el aeropuerto internacional de El Salvador y Ciudad de Guatemala, y otra entre El Salvador y Managua, Nicaragua. La compañía informó, en un comunicado de prensa, que las aperturas forman parte de un plan que también incluye una nueva ruta entre el Aeropuerto Internacional La Aurora de Guatemala y la Ciudad de México. El fundador y director general de Volaris, el guatemalteco Enrique Beltranena, anunció en Guatemala la decisión de la compañía de agregar estas tres nuevas rutas. Con la noticia, Volaris aumenta su cobertura de vuelos de bajo costo a cuatro países centroamericanos y México, con un total de 10 rutas a 7 destinos (San José de Costa Rica, Managua, San Salvador, Ciudad de Guatemala, Cancún, Guadalajara y Ciudad de México). El vuelo que cubrirá la ruta entre San Salvador y Ciudad de Guatemala iniciará el 21 de junio, y operará los lunes y viernes. El vuelo saldrá a las 9:07 de la mañana del Aeropuerto Internacional Monseñor Oscar Arnulfo Romero (anteriormente llamado Comalapa) y aterrizará en el Aeropuerto La Aurora a las 9:57 de la mañana. De Guatemala saldrá a las 10:37 de la mañana, llegando a San Salvador a las 11:27 de la mañana. Adicionalmente, Volaris cubrirá la ruta El Salvador-Managua (Nicaragua) a partir del próximo 19 de junio. La salida desde El Salvador será a las 8:43 horas y llegará a Managua a las 9:45 horas, según detalles del comunicado. De acuerdo con la aerolínea, para las rutas San Salvador-Guatemala y San Salvador-Managua, los boletos tendrán precios desde US$65. Para la ruta Ciudad de México-Guatemala los boletos ya se pueden adquirir a una tarifa desde US$89. Las tarifas son por viaje sencillo, con impuestos incluidos. Volaris, iniciará operaciones en los meses de mayo y junio desde la Ciudad de México a la capital de Guatemala, y desde Guadalajara a San Bernardino, California, Cozumel y Oaxaca, así como desde ésta última hacia Los Ángeles, California. Se rumora que la aerolínea mexicana-costarricense también operara vuelos desde Costa Rica a Estados Unidos con paradas intermedias en El Salvador y Guatemala. Para muchos analistas aéreos, Volaris está convirtiéndose en lo que fue en una época la aerolínea Grupo TACA que conectaba las capitales centroamericanas. Grupo TACA fue adquirida por la colombiana Avianca en el 2010 y fusionada completamente en el 2013. Avianca ha perdido interés en Centro América en los últimos años, cerro la base de conexión en el Aeropuerto Juan Santamaría de San Jose de Costa Rica y ha suspendido vuelos a algunas ciudades del istmo, reubicando las aeronaves con vuelos a Colombia y Sudamérica. La compañía Kingsland, propiedad del accionista minoritario de Avianca Holdings S.A., Roberto Kriete demando al dueño mayoritario de la empresa colombo-salvadoreña el 1 de marzo en las cortes de Nueva York. La “guerra interna” entre Kriete y Efromovich propicio adicionalmente un despido masivo en febrero de empleados de la empresa que pertenecían a la planta de Grupo TACA.

La guerra entre German Efromovich y Roberto Kriete. Muere el legado de Lowell Yerex.

1488845431775
Una de las 30 transacciones perjudiciales para Avianca de las que Kriete acusa a Efromovich involucra precisamente al presidente de Argentina, Mauricio Macri. Avianca Argentina tiene ya un ATR-72 en los hangares de Aeroparque.

TEGUCIGALPA, Honduras—Cuando Lowell Yerex fundó Transportes Aéreos Centro Americanos en 1931 en la capital hondureña no se imaginaba que la aerolínea de cuatro monomotores Stinson llegaría un día a ser una de las aerolíneas más importantes de América Latina y del mundo. El piloto neozelandés con su visión futurista sabía que un consorcio de aerolíneas centroamericanas utilizando el mismo nombre, imagen y logotipo (la famosa guacamaya escarlata), podría abrirse campo en el incipiente negocio de la aviación comercial. Fue de esta manera que divisiones con el nombre de TACA nacían desde Guatemala hasta Brasil pasando por Colombia y Venezuela. La aerolínea de Yerex pasaría por las manos de Howard Hughes antes de terminar en las manos de Richard Kriete, accionista de la empresa Waterman Steamship Corporation de Estados Unidos. La familia Kriete estaría ligada a TACA hasta que en el 2010 se vendería la mayor parte de las acciones a la empresa aérea colombiana Avianca. Pero después del matrimonio y la luna de miel entre TACA y Avianca, vendrían los momentos difíciles y tirantes. La salida de altos ejecutivos originales de TACA como Estuardo Ortiz, Ivonne de León, Claudia Arenas, Alejandro Benitez, Rodrigo Llaguno y Víctor Mejia sería solo el principio de una guerra entre los accionistas mayoritarios de Avianca Holdings S.A.; la empresa Synergy de German Efromovich y Kingsland Holdings de Roberto Kriete.  En la demanda que presentaron la semana pasada en Nueva York, los accionistas salvadoreños de Avianca aseguran que su socio mayoritario ha extraído dinero de la compañía para beneficiar a otras empresas del grupo Synergy. El accionista mayoritario de Avianca, Germán Efromovich, ha realizado varios negocios para “saquear” a la aerolínea en beneficio propio, sostiene la familia Kriete. Synergy es el conglomerado que controlan Germán Efromovich y su hermano José.  Según la demanda, estos tratos que los Efromovich han maquinado obligaron a Avianca a asumir obligaciones por “miles de millones de dólares”. Germán Efromovich, por su parte, ha dicho en declaraciones a medios de comunicación que sus decisiones, por el contrario, buscan el mejor beneficio para Avianca. El magnate brasileño añadió el viernes pasado que se ha propuesto la misión de convertir a Avianca en la aerolínea más grande en América Latina “desde la pared del señor Trump, hasta los pingüinos del señor Macri”. Una de las 30 transacciones perjudiciales para Avianca de las que Kriete acusa a Efromovich involucra precisamente al presidente de Argentina, Mauricio Macri. Synergy, el grupo empresarial de los hermanos Efromovich, adquirió “una pequeña aerolínea de vuelos fletados operando en Argentina sin ninguna actividad comercial significativa de pasajeros”, relata la demanda. Esta compañía se llamaba Macair, y era propiedad de la familia Macri. Aunque esta aerolínea no pertenece a Avianca Holdings, Efromovich maniobró para que se aprobara una licencia de uso de la “valiosa” marca comercial de Avianca, sin pagar por ello, añade la demanda. La nueva Avianca Argentina ha anunciado que comenzará a operar en las próximas semanas, e incluso tiene ya aviones pintados con los distintivos comerciales de Avianca. Kingsland Holdings, el vehículo legal que representa a la familia Kriete en Avianca, sostiene que esta autorización fue aprobada sin su consentimiento, lo que viola un acuerdo firmado con Synergy en 2013, cuando Avianca empezó a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York. En síntesis, Efromovich obtuvo una licencia de explotación comercial de la marca Avianca en Argentina para beneficio de una empresa suya, mientras Avianca no recibe ningún provecho de la transacción, sostiene la demanda. Otro de los negocios que según la demanda favorecieron a una empresa de los Efromovich a costa de Avianca fue un préstamo para la empresa OceanAir la cual se mercadea como Avianca Brasil. OceanAir opera vuelos domésticos en Brasil, pertenece a Synergy, y es presidida por José Efromovich. Esta aerolínea debía millones de dólares a Avianca Holdings. En junio de 2010, Synergy se constituyó en garante de dicho préstamo y asumió así la obligación de pagar $61 millones, detalla la demanda. En diciembre de 2010, las partes acordaron reestructurar la deuda de Synergy a cambio de que este grupo controlado por los Efromovich hiciera un pago inicial y posteriores abonos anuales hasta diciembre de 2013. “Cuando Synergy fue incapaz de cumplir estas obligaciones, Efromovich instruyó a los directores controlados por Synergy para enmendar el calendario de repago el 30 de diciembre de 2011 y otra vez el 28 de febrero de 2012, extendiendo los pagos hasta el 31 de diciembre de 2014”, explica la querella. Adicionalmente, “pese a estas extensiones, Synergy falló en hacer el pago final de $22.6 millones que vencía el 31 de diciembre de 2014. Sin embargo, basado en las directivas de Efromovich, sin importar los problemas financieros de Synergy y su historial de fallar en repagar deudas, el acuerdo fue reestructurado una vez más para permitir el pago de $11 millones en octubre de 2015, con los restantes $14 millones, incluyendo el interés, para vencer el 31 de octubre de 2016”. La demanda prosigue: “Avianca no recibió consideración por estas extensiones de pago de crédito, ni buscó hacer efectiva la garantía contra los Efromovich”. El 19 de octubre de 2016, una vez más, Efromovich le dijo a la junta directiva de Avianca que Synergy sufría problemas de liquidez, era incapaz de pagar los $14 millones, y solicitó otra extensión. “Notablemente, al mismo tiempo o cerca de la fecha de extensión del préstamo, Synergy anunció públicamente la compra de 49 % de Aerolíneas Aeromar, una compañía regional mexicana, por $100 millones”, destaca el documento. “La junta directiva (de Avianca) no cuestionó o indagó cómo Synergy podía invertir en otra aerolínea, pero seguía incumpliendo sus pagos a Avianca”. La demanda también resalta que mientras esto sucedía, Avianca afrontaba una crisis de liquidez, y aun así, los Efromovich extendieron los plazos a Synergy sin aplicar ninguna penalidad por sus incumplimientos ni requerir información básica sobre la posible ocurrencia de nuevos impagos. En febrero la administración de Avianca en Colombia nuevamente propició una ola de despidos en diferentes regiones de la empresa, especialmente de colaboradores originales de la planta de Grupo TACA, que demuestran nuevamente los deseos de los colombianos de deshacerse de todo lo que “huela” a TACA. Lowell Yerex probablemente se estará revolcando en su tumba.

La “guerra” entre Efromovich y Kriete pudo haber propiciado nueva ola de despidos masivos en Avianca Holdings

Edificio-AV
En diferentes medios y blogs en Latinoamérica se siguen presentando estas noticias como la fase final de Avianca para “desTACArse”, o en otras palabras deshacerse de los empleados de Grupo TACA que ocupaban posiciones claves en la empresa tanto en las áreas operativas como comerciales.

SAN SALVADOR, El Salvador–El 28 de febrero marcó nuevamente un día de despidos masivos en la aerolínea Avianca en diferentes oficinas regionales del consorcio aéreo colombo-salvadoreño que lleva el nombre de Avianca Holdings S.A. Bajo la tutela de su Presidente Ejecutivo Hernán Rincón Lema y un nuevo grupo de Vice Presidentes colombianos los despidos han sido tanto en El Salvador como Colombia, Perú, algunos países de Sudamérica y en los Estados Unidos donde la mayoría de los empleados despedidos por Avianca tenían hasta más de 15 años de laborar en la empresa y originales de la planta de Grupo TACA. En diferentes medios y blogs en Latinoamérica se siguen presentando estas noticias como la fase final de Avianca para “desTACArse”, o en otras palabras deshacerse de los empleados de Grupo TACA que ocupaban posiciones claves en la empresa tanto en las áreas operativas como comerciales. Aunque pueda sonar como una “vendetta” al mejor estilo de la mafia siciliana, lo que es un hecho es que desde el 2010 cuando se anunciara la fusión de Avianca con TACA, decenas de empleados de la desaparecida empresa centroamericana han sido despedidos, incluyendo altos ejecutivos que habían sido trasladados a la capital colombiana. Esta nueva ola de despidos masivos se concuerda con la demanda por parte de la empresa Kingsland, accionista minoritaria de Avianca a la aerolínea de bandera colombiana por la alianza comercial establecida con United Airlines. El empresario salvadoreño Roberto Kriete, propietario de Kingsland, presesentó este martes 28 de febrero una denuncia ante la Corte Suprema del estado de Nueva York, Estados Unidos, contra Germán Efromovich, Avianca Holdings y United Airlines para prohibir la ejecución del acuerdo entre ambas empresas, informaron los diarios Portafolio, de Colombia, y El Mundo, de El Salvador. “Kingsland realiza esta acción principalmente para prohibir una flagrante propuesta de transacción unilateral que Germán Efromovich, presidente de Avianca y propietario de Synergy, negoció secretamente con United para su beneficio propio en detrimento de Avianca y el resto de sus accionistas”, aseguró Kriete en un comunicado. Según la denuncia, Efromovich ignoró la posibilidad de otros acuerdos con dos grandes aerolíneas internacionales (DELTA Airlines y COPA Airlines) con tal de forzar la alianza con United y obtener beneficio personal. “Avianca Holdings no ha sido notificada oficialmente y por lo tanto no tiene información con relación a los hechos mencionados”, aseguró Gilma Usuga, directora de comunicaciones externas de la aerolínea colombiana. Synergy es el principal accionista de Avianca con el 78,1% de la compañía, mientras que Kingsland posee el 21,9% restante. Avianca y United anunciaron, en enero pasado, una alianza estratégica-comercial de largo plazo. Portafolio informó que Roberto Kriete se opone a la alianza porque está en contra de una serie de compromisos firmados por Synergy y Kingsland cuando se fusionó el Grupo TACA (propiedad de Kingsland) con Avianca, en 2010. Avianca promovió el acuerdo con United para encarar los problemas de liquidez de la aerolínea. Entre enero y diciembre de 2016, Avianca transportó un total de 29.479.948 pasajeros lo cual significó un alza del 4,2% frente al mismo periodo de 2015. Avianca salió al mercado de bolsa de valores en 2011 y tiene una capitalización de $600 millones. A setiembre de 2015, la aerolínea reportó ganancias por $120 millones y deudas por $3.300 millones. Vuela a más de 100 destinos en 26 países con una flota de 176 aviones. La empresa aérea colombiana tiene sus centros de conexiones en Bogotá, Lima y San Salvador y opera desde once ciudades de Norte América y casi todas las ciudades importantes de Sudamérica. La “guerra” entre Efromovich y Kriete pudo haber propiciado esta nueva ola de despidos masivos de empleados veteranos de TACA.