Tag Archives: AIJS

Nuevo aeropuerto de Costa Rica estaría listo para el 2027

Aeropuerto
El Mastate, Coyolar y La Ceiba son las comunidades del cantón de Orotina idóneas para alojar el nuevo aeropuerto internacional. De acuerdo con el cronograma de trabajo, la obra de $1.932 millones, se estrenaría en 2027 en el escenario más optimista y, en el 2032, en el peor de los casos.

SAN JOSE, Costa Rica—La mañana del 31 de mayo, la empresa Mott MacDonald presentó el plan de emplazamiento y plan maestro para la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional Metropolitano de Costa Rica, que estará ubicado en el cantón de Orotina, en el pacifico costarricense. En total el proyecto está dividido en tres etapas y según dio a conocer la empresa, la construcción de la primera de ellas dará inicio en el año 2018 y su apertura sería en el 2027. Los estudios han demostrado qué hay una viabilidad constructiva, operativa y financiera”, afirmó Horacio Rossi, director de aviación Mott MacDonald. Asimismo, esta primera etapa tendrá un costo estimado de 1932 millones de dólares y el proyecto en su totalidad, costará aproximadamente 2974 millones de dólares. Para dar el visto bueno al proyecto, la empresa realizó un total de 24 estudios a lo largo de un año. El Aeropuerto Internacional Metropolitano de Orotina tendrá una capacidad para recibir cerca de 7.8 millones de pasajeros. El Mastate, Coyolar y La Ceiba son las comunidades del cantón de Orotina idóneas para alojar el nuevo aeropuerto internacional. De acuerdo con el cronograma de trabajo, la obra de $1.932 millones, se estrenaría en 2027 en el escenario más optimista y, en el 2032, en el peor de los casos. Sin embargo, desde ahora los propietarios de terrenos en esas comunidades se frotan las manos, pues, el proyecto incrementará el valor de sus fincas. Por esta razón, el Gobierno anunció medidas para evitar la especulación y asegurarse un precio justo de los lotes. Entre ellas, la firma, este miércoles, de una declaratoria de interés público mediante decreto ejecutivo 40.431-MOPT de las 370 propiedades identificadas con condiciones para levantar la obra y se identificó que esos inmuebles le pertenecen a 442 personas. Además, en otro decreto, también se declaran de interés público todas las actividades relacionadas con la construcción de la terminal. Carlos Segnini, coordinador general del proyecto, explicó que el informe técnico, realizado por la firma británica Mott MacDonald, estableció un presupuesto de $41,3 millones para la compra de las fincas necesarias para el desarrollo aeroportuario. Incluso, se elaboró una lista de los terrenos potenciales que incluye los planos catastrados de cada uno y el nombre de sus dueños. “Ese valor ($41,3 millones) va a crecer hasta el doble ¿Por qué? Porque hay un fallo en nuestro sistema jurídico y la gente no declara el valor real de la tierra (…) Tenemos un escenario incierto, eso es un monto indicativo y sin duda los montos van a ir subiendo”, señaló Segnini, quien en los primeros años de esta Administración se desempeñó como ministro de Obras Públicas y Transportes. Para el momento de la apertura, el aeródromo tendría una área de 128.000 metros cuadrados y se estima que crecería según la demanda de pasajeros hasta 224.000 metros cuadrados para el 2044. La demanda proyectada por Mott MacDonald para el primer año es de 7,8 millones de pasajeros. En la actualidad, los aeropuertos del país reciben 5,8 millones de pasajeros anuales, de los cuales el 83% pasa por el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en Alajuela, según la Dirección General de Aviación Civil. La estimación es que para el 2047 se recibirán 20 millones de viajeros, lo cual generaría 80.000 empleos directos e indirectos. Se elaboró un cronograma para la realización de este aeropuerto, ese cronograma abarca desde el 2018 hasta el “2027 que es la fecha de apertura, están fijadas cada una de las tareas, precisamente, para evitar la pregunta: Si han durado 20 años para hacer una carretera ¿Cómo van a hacer un aeropuerto en nueve años?”, declaró Eduardo Montero, vicepresidente del Cetac. Las autoridades hicieron énfasis   que el aeropuerto de Orotina deberá financiarse mediante una alianza público-privada, pues el Estado no tiene los recursos para levantar la obra. El nuevo aeropuerto podría atender hasta 50 millones de personas por año a finales del presente siglo, aseguró Alfonso Diez, uno de los coordinadores del estudio técnico. “Este proyecto es una oportunidad de adelantarse a lo que la demanda va a exigir en los próximos años y responder a esa demanda esperada, este proyecto es clave para el desarrollo del país”, expresó Diez. El análisis de Mott MacDonald se hizo durante los últimos 12 meses e incluye siete informes que representan la “espina dorsal” del estudio, los cuales abarcan el impacto social, económico y ambiental de la terminal, estudios de ingeniería, estimaciones de demanda y planes de negocios. Además, establece detalles como el ancho de las pistas de aterrizaje, las pistas de rodaje, cantidad de parqueos, tipo de accesos viales y características de la infraestructura. La propuesta de un nuevo aeropuerto data de 1996, cuando la firma consultora estadounidense Tams Inc. le recomendó a Aviación Civil que trasladara la administración del aeropuerto Juan Santamaría a manos privadas, mientras se construía una terminal nueva, que empezara a funcionar en el 2020. Ya en el 2000 se habló de que los terrenos más viables estaban en el Pacífico central costarricense: Tárcoles, en Garabito; Pitahaya de Puntarenas y Orotina, en Alajuela, sin embargo, el proyecto se estancó en ese año. Mott MacDonald concluyó que para desarrollar el nuevo aeropuerto es necesaria la ampliación de la ruta 27, que une San José con Caldera, Puntarenas. Por esta carretera, según los cálculos de la compañía británica, pueden transitar hasta 2.165 personas durante una hora pico y es necesario aumentar esa capacidad a 3.685 usuarios. De darse el proyecto en las fechas estipuladas, Costa Rica contaría con uno de los aeropuertos más modernos del América Latina y del mundo capaz de recibir grandes aeronaves como el Airbus A-380 y el Boeing 747. La firma británica también recomienda construir una vía entre Pozón de Orotina y San Ramón, al tiempo que consideran conveniente levantar una línea de tren moderna que conecte Orotina con San José. Por ahora, el AIJS (Aeropuerto Internacional Juan Santamaría) sigue en crecimiento y en los últimos meses se anunció una inversión de $100 millones para los próximos años. Dentro de esa inversión se incluye la ampliación de la pista con una nueva calle de rodaje, para la cual, el mes pasado se concretó la toma de posesión del terreno donde funcionaba el conocido restaurante La Candela. Sin embargo, desde que se ideó la construcción de una nueva terminal internacional, se determinó que el aeropuerto de Alajuela quedaría para atender vuelos regionales y locales, recibir avionetas y jets pequeños, así como atender los aviones que llegarán para reparación. Eso implicaría considerar la clausura del aeropuerto Tobías Bolaños, ubicado en Pavas.

 

Volaris Costa Rica proyecta agresiva expansión desde San José

VLCR (2)
Volaris Costa Rica está desarrollando su centro de conexiones en el moderno Aeropuerto Juan Santamaría, apostando por el desarrollo de este aeropuerto y la inversión que ha hecho Aeris en los últimos años.

SAN JOSE, Costa Rica—Volaris Costa Rica, aerolínea costarricense subsidiaria de la aerolínea mexicana del mismo nombre, prevé iniciar operaciones aéreas desde el Aeropuerto Juan Santamaría (AIJS) al Perú, Estados Unidos, México y Colombia antes de que finalice el año, generando así, la apertura de una nueva ruta cada mes, según explicó Fernando Naranjo, gerente general de la compañía aérea en Costa Rica.  En una entrevista publicada por Infotur Perú, el funcionario destacó el deseo de consolidar esta operación con estas cuatro capitales centroamericanas y reveló que ya realizaron la solicitud para volar San Salvador-Guatemala y San Salvador-Managua y eventualmente Guatemala-Managua. “También hicimos las solicitudes a las autoridades norteamericanas para iniciar la operación en Estados Unidos; nosotros quisiéramos iniciarla en el segundo semestre del 2017. La única aerolínea norteamericana que se opuso fue Southwest Airlines, pero hay una propuesta que Volaris Costa Rica hizo a las autoridades y espero que en el transcurso de los próximos días se tome una decisión” expuso Naranjo. “En la solicitud inicial que hicimos tenemos las rutas a Houston, Los Ángeles y Nueva York, pero no descartamos otros lugares como Miami o Washington/Dulles.” Explicó que con otras rutas no existe una decisión final, pero expresó el deseo de la compañía aérea, de extenderse a Suramérica (Colombia y Perú a finales de año) y también montar la operación entre Centroamérica y Estados Unidos. “También tenemos dos vuelos Guadalajara-San José y Cancún, que los opera Volaris México pero que van a ser traspasadas a Volaris Costa Rica debido a que sentimos que hay más disponibilidad de pilotos y tripulantes aquí. Sumaríamos una ruta San José-Ciudad de México. El plan nuestro es muy agresivo, prácticamente lo que tenemos es una apertura de por lo menos una ruta nueva por mes”, señaló. Volaris Costa Rica está desarrollando su centro de conexiones en el moderno Aeropuerto Juan Santamaría, apostando por el desarrollo de este aeropuerto y la inversión que ha hecho Aeris en los últimos años. El principal aeropuerto de Costa Rica fue una vez el centro de conexiones de LACSA (Líneas Aéreas Costarricenses S.A.) pero este fue cerrado por la colombiana Avianca en el 2013 despidiendo cientos de empleados costarricenses. La semana pasada Avianca anunciaba el despido adicional de 91 personas de sus oficinas en San José lo que ha provocado la ira de la opinión publica costarricense que ya de todas maneras desconoce a Avianca como una aerolínea acometida al desarrollo del país. Volaris Costa Rica se ha convertido en la nueva aerolínea de bandera nacional ante la desaparición de LACSA, la cual fuera absorbida por Avianca cuando adquirió el Grupo TACA en el 2010; y por el compromiso adquirido por su Presidente Ejecutivo Enrique Beltranena quien es un enamorado del país centroamericano. La otra aerolínea costarricense, Air Costa Rica, subsidiaria de Air Panama opera solo vuelos chárter con un Boeing 737-300 y se duda que esta empresa pueda llegar a operar vuelos itinerados.

 

Llegó a Costa Rica el primer vuelo directo desde Suiza

4036363 (2)
Edelweiss Air opera un Airbus A-340-300 en la ruta a Costa Rica. En la imagen la aeronave llega al Aeropuerto de Kloten en Zurich.

SAN JOSE, Costa Rica—El pasado 9 de mayo llegó al país el primer vuelo directo de la empresa aérea suiza Edelweiss Air, procedente del aeropuerto Kloten de Zúrich. La aeronave, un Airbus A340-300 con 314 asientos, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en medio de una fuerte lluvia que afectaba en esos momentos al Valle Central donde se ubica el principal aeropuerto internacional de Costa Rica. Este vuelo fue anunciado en junio del año pasado por el presidente de la compañía suiza, Bernd Bauer, y el presidente, Luis Guillermo Solís, en un acto protocolario en el Teatro Nacional de San José. En aquella oportunidad Bauer mencionó que el vuelo traería aproximadamente 27.000 turistas al país cada año creando un impacto económico de 80 millones de dólares. Edelweiss Air es una empresa propiedad de Swiss International Airlines que a su vez es propiedad de la aerolínea alemana Lufthansa. Tiene un total de 10 aeronaves en su flota y su nicho son los vuelos desde Suiza a destinos vacacionales como Egipto, Croacia, Tailandia, España, Punta Cana, Cancún y ahora Costa Rica. Con Edelweiss Air, suman ya cinco aerolíneas europeas que operan al AIJS: Iberia, Condor, British Airways y Air France. Para el inicio de la época alta de turismo a Costa Rica otra aerolínea europea se unirá al grupo, la holandesa KLM que operará por primera vez el avión más moderno del mundo el Boeing 787 “Dreamliner”. Costa Rica se ha convertido en uno de los países más populares en Europa y se espera que otras aerolíneas como Air Europa, Eurowings, Alitalia e incluso alguna de Rusia se interese por operar al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, el cual con su nueva terminal esta entre los más modernos de la región.

 

El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría recibirá inversión de $100 millones en 2 años

aeropuerto_LNCIMA20170225_0136_1
En octubre empezará la ampliación del lobby, en el cual se ubican los puestos de atención de las 27 aerolíneas que operan en el Santamaría. En ese mismo mes se construirá un quinto carrusel de equipaje.

SAN JOSE, Costa Rica–A partir de mayo y por los próximos dos años, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) en Alajuela recibirá una inversión de $100 millones para mejorar sus instalaciones actuales. AERIS Costa Rica, la empresa a cargo de la terminal aérea desde el 2009, tiene programada la construcción de cuatro nuevas salas de abordaje (bloques X y V), una calle de rodaje para aviones al costado sur de la pista de aterrizaje, un carrusel para equipaje y la ampliación del lobby. Además, la cabecera de la pista de pista de aterrizaje se extenderá unos 60 metros para que, en casos de emergencia, las aeronaves tengan un espacio adicional para maniobrar. La meta es concluir todas las obras antes de enero 2020. El proyecto es parte de los compromisos asumidos por AERIS cuando el Estado le cedió la administración del principal aeropuerto del país. Rafael Mencía, director ejecutivo de AERIS, explicó que las mejoras buscan satisfacer la demanda creciente en la terminal y aumentar el nivel de seguridad del lugar. De acuerdo con Rafael Mencía, en 2016 el AIJS atendió 4,3 millones de pasajeros y este año tienen previsto recibir 4,6 millones de viajeros. En el 2011, según la Dirección General de Aviación Civil, se registraron 3,7 millones de pasajeros, desde entonces la demanda ha crecido cada año. En mayo comenzarán las labores de dos nuevas salas de abordaje al oeste del edificio principal. Esos recintos serán llamados bloque V y estarán listas en mayo de 2018. En la actualidad, el AIJS tiene 11 salas de abordaje con puentes de contacto llamados “jetways” que conectan con los aviones y cinco salas de abordaje remotas en las que las personas son acercadas a las aeronaves en microbuses. En octubre empezará la ampliación del lobby, en el cual se ubican los puestos de atención de las 27 aerolíneas que operan en el Santamaría. En ese mismo mes se construirá un quinto carrusel de equipaje. Para el 2018 está programado el inicio de la calle de rodaje sur y el acondicionamiento de la cabecera de la pista de aterrizaje. La calle de rodaje es utilizada por los pilotos para dirigirse a un extremo de la pista y prepararse para el despegue. “Contar con esa calle sur mejorará la operatividad del aeropuerto, pues, ahora solo tenemos la calle norte y cada vez que un avión se prepara para el despegue debemos cerrar la pista por unos dos minutos, eso suena poco tiempo, pero si usted multiplica dos minutos por los más de 70 vuelos internacionales que recibimos al día si es algo considerable”, explicó Mencía. Finalmente, en enero del 2020 se prevé la construcción de dos salas de abordaje más (bloque X) donde hoy se ubican las instalaciones de Coopesa. Para AERIS es necesario emprender los trabajos cuanto antes porque el contrato de administración del puerto aéreo finaliza en 2026 y el costo de la infraestructura deberá cubrirse antes de que venza el convenio. No obstante, varias de las obras dependen de que Aviación Civil logre trasladar a Coopesa y expropiar el restaurante La Candela. Eduardo Montero, vicepresidente del Consejo Técnico de Aviación Civil (CETAC), reconoció atrasos en ambos procesos. En el caso de Coopesa, desde el 2013 se firmó un contrato con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para el diseño y construcción del nuevo hangar de Coopesa, pero la gestión de ese organismo ha sido muy lenta, según expuso el funcionario. “En 2014 tratamos de rescindir el contrato por el poco avance y los malos resultados, pero no se pudo porque anular el vínculo era mucho más costoso que continuar con ellos”, manifestó Montero. Uno de los problemas es que FCC, empresa subcontratada por OACI para la obra, diseñó planos que no cumplen con las normativas de construcción nacionales. Ahora, AERIS está negociando con FCC para asumir la relocalización de Coopesa en la parte sur de los terrenos del aeropuerto. Rafael Mencía confirmó que están en ese proceso de negociación. Mover Coopesa tiene un costo de $34 millones, los cuales salen del presupuesto estatal. Además de este monto, OACI cobró una suma por administrar el proyecto. Se le consultó a Montero ese dato, pero no lo precisó. El AIJS es uno de los aeropuertos más modernos de la región y compite “vis-a-vis” con el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Ciudad de Panamá el cual es la base de vuelos de COPA Airlines. El AIJS dejo de ser una base de vuelos cuando en el 2013 Avianca (la aerolínea que había adquirido Grupo TACA) cerrara el “hub” que había desarrollado LACSA desde 1979 en esta terminal.

Volaris Costa Rica recibe el certificado de operación aérea

2836467
Volaris Costa Rica operará entre 18 y 22 aeronaves en los primeros tres años.

SAN JOSE, Costa Rica–Vuela Aviación S.A., subsidiaria de la mexicana Volaris en Costa Rica, obtuvo el certificado de operador aéreo (COA) por parte de la Dirección General de Aviación Civil para brindar servicios de transporte aéreo comercial. De esta forma, Volaris Costa Rica podrá operar desde el país, con vuelos que salgan desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) en Alajuela, hacia México y Centroamérica. “Esta noticia significa mucho para nosotros, porque representa la oportunidad de crecimiento y expansión hacia otros mercados, pudiendo conectar internamente a la región de Centroamérica”, dijo Enrique Beltranena, director general de Volaris. Volaris Costa Rica operará entre 18 y 22 aeronaves en los primeros tres años, confirmó Fernando Naranjo, gerente general de la subsidiaria en Costa Rica. La incorporación de más frecuencias y vuelos significará una reducción en los costos para los pasajeros, según Naranjo. La nueva aerolínea costarricense comenzará a operar a partir del próximo 1 de diciembre. Irónicamente Volaris Costa Rica iniciará operaciones antes que la aerolínea Air Costa Rica la cual hace algunas semanas presento ante la prensa su imagen corporativa. Air Costa Rica también iniciaría sus vuelos desde el AIJS al Aeropuerto Internacional La Aurora en la Ciudad de Guatemala, sin embargo, se desconoce cuándo esta aerolínea empezará sus operaciones aéreas itineradas. El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría ha tomado importancia como un centro de conexiones (hub) por dos razones; la primera es que en el año 2013, la aerolínea colombiana Avianca clausuraba el hub de LACSA (Líneas Aéreas Costarricenses S.A.) y la segunda es que hoy es que la terminal del AIJS es el aeropuerto más moderno de la región centroamericana.

Instituto Costarricense de Turismo promocionara país en feria World Routes en China

aijs
Actualmente, 22 aerolíneas vuelan al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, brindando conexiones directas con vuelos regulares a 36 destinos alrededor del mundo.

SAN JOSE, Costa Rica–Como parte de la “Estrategia para la Atracción de Líneas Aéreas”, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) participará en World Routes, una feria especializada en líneas aéreas que se realizará del 24 al 27 de setiembre en Chengdu, provincia de Sichuan en República Popular de China. Mauricio Ventura, Ministro de Turismo explicó que una de las prioridades de esta administración ha sido el reforzamiento de la atracción de inversiones al país y entre ellos, las líneas aéreas, ya que el 70% de las llegadas internacionales a Costa Rica se registran por la vía aérea; razón por la cual, asegura que es fundamental la presencia del ICT en la feria turística más importante del mundo en el tema de aerolíneas. “Buscamos aprovechar al máximo estos espacios de exposición mundial para intensificar nuestra labor en la atracción de líneas”, destacó el ministro costarricense. Jean Marc Bourreau, asesor de líneas aéreas para el ICT, explicó que los procesos de negociaciones con las líneas aéreas son muy complejos, ya que la evaluación para volar a un destino implica el análisis del costo- beneficio, la capacidad de las aeronaves, la demanda del destino, la rentabilidad de la ruta, entre otros. Sin embargo, aseguró que los beneficios van más allá del turismo, ya que además de incrementar la cantidad de asientos disponibles y por ende las llegadas internacionales, también se promueve el comercio exterior, la atracción de inversiones y se favorecen las exportaciones, gracias a la capacidad de carga de las aeronaves. Actualmente, 22 aerolíneas vuelan al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, brindando conexiones directas con vuelos regulares a 36 destinos alrededor del mundo. Por su parte, 11 aerolíneas vuelan al Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós en Guanacaste lo que facilita la ejecución de vuelos regulares a 17 destinos. Para finales del 2016 la aerolínea Air France conectará el Aeropuerto Charles de Gaulle de Paris con San José. Otras aerolíneas que se tratan de atraer a Costa Rica se mencionan Air Berlin, Air Europa, Eurowings, Alitalia, KLM y alguna aerolínea asiática o del Medio Oriente como Qatar Airways o Emirates. El ministro será acompañado por representantes de AERIS y CORIPORT, las empresas privadas que administran los aeropuertos internacionales de Costa Rica. El Aeropuerto Juan Santamaría de San Jose compite directamente con el Aeropuerto Internacional de Tocumen en la Ciudad de Panamá, el cual ha logrado atraer aerolíneas globales como Lufthansa, KLM y Turkish Airlines. Para esta edición de la feria se espera la asistencia de alrededor de 3 mil delegados internacionales, que representan a 300 líneas aéreas, 700 aeropuertos y 130 autoridades de turismo.

Jet de Air Costa Rica luce la librea corporativa

14212542_1325097807514190_1329080479346154581_n
El Boeing 737-300 de la nueva empresa de bandera nacional luce la bandera de Costa Rica en su cola, la matricula costarricense TI-BGV (Tango India), las palabras “Pura Vida” debajo de las ventanillas y al lado de “Air Costa Rica” un colibrí estilizado.

SAN JOSE, Costa Rica—El día 7 de setiembre se develó la imagen corporativa de la nueva aerolínea Air Costa Rica en el área de los hangares de COOPESA del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de Alajuela. El Boeing 737-300 de la nueva empresa de bandera nacional luce la bandera de Costa Rica en su cola, la matricula costarricense TI-BGV (Tango India), las palabras “Pura Vida” debajo de las ventanillas y al lado de “Air Costa Rica” un colibrí estilizado. Adicionalmente en la nariz del avión lleva el logotipo oficial de la marca país: Costa Rica Esencial. “Spotters” en el aeropuerto se dieron a la tarea de sacar fotografías de la aeronave y rápidamente se han hecho virales en muchas de las redes sociales como Facebook e Instagram. Costa Rica no cuenta con aerolínea de bandera nacional desde el cierre de Aero Costa Rica en 1997 y la absorción de LACSA por parte de Grupo TACA y Avianca respectivamente. El Gerente General de Air Costa Rica, Carlos Víquez Jara ha informado que los primeros destinos de la aerolínea nacional serán Ciudad de Guatemala y Bogotá; luego se unirán otros destinos como Managua, La Habana, Ciudad de México, Ciudad de Panamá, Miami, Los Ángeles y Nueva York, destinos una vez operados por LACSA desde su centro de conexiones en el AIJS. Aunque en el fuselaje también aparece el sitio internet www.aircostarica.com el dominio no tiene información de la aerolínea.

Aeropuertos de Centroamérica atraen aerolíneas

aeropuerto-tocumen
“Centroamérica es una región turísticamente muy atractiva para el viajero europeo. Tanto Panamá como Costa Rica son dos destinos eco turísticos con playas maravillosas, con un fuerte componente cultural e histórico y con un clima muy agradable a lo largo del año”.

CIUDAD DE PANAMA, Panamá–Mientras en una de las terminales aéreas de Centroamérica un grupo de ejecutivos y autoridades de la aviación esperan ansiosos observando en la pista dos camiones de bomberos, en la torre de control se comunican con el piloto, que se encuentra a 2,000 pies de altura, para avisarle que ya puede descender. A medida que se va acercando la aeronave, los bomberos van formando un arco de agua que baña el avión: es así como han sido bautizados en los últimos meses los vuelos inaugurales de Volaris de México, Turkish Airlines, Air France, Delta, VECA Airlines, British Airways, Lufthansa y otras líneas aéreas que han aterrizado en tierras centroamericanas. La aviación está tomando vuelo en cielos de esta parte del mundo, lo cual se debe a la llegada de nuevas líneas aéreas de otros continentes que han escogido países como Panamá y Costa Rica para desembarcar, o algunas estadounidenses como Delta Airlines o Jetblue, que también agrandan ‘el nido’ en Guatemala, Nicaragua y El Salvador. A esta tendencia se debe agregar el surgimiento de nuevas empresas con bandera local como VECA Airlines, Air Costa Rica y Air Panamá, o NatureAir, que están apostando por convertirse en una opción a partir de una oferta más económica, y el plan agresivo de Copa Airlines, que busca convertir a Panamá en el hub aéreo más importante en Latinoamérica. Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Panamá están atrayendo en conjunto cerca de 10 millones de turistas. Mientras que países como Brasil disminuyen a los niveles más bajos su capacidad, Centroamérica y el Caribe vienen creciendo entre 8 y 11%, según datos de la consultora de aviación internacional OAG. Parte de este incremento de capacidad lo han aportado líneas aéreas de otros continentes que encuentran un especial atractivo en la región. Air France está llegando a Panamá desde noviembre de 2013. Inició operando tres vuelos semanales y en tres años duplicó la oferta. Si se le suma KLM, la otra aerolínea del grupo, ambas ofrecen 13 vuelos semanales desde Ciudad de Panamá a Europa. Pero la compañía francesa no sólo aterrizó en Panamá. Air France abrirá su ruta a San José de Costa Rica, a partir del 2 de noviembre próximo. “Centroamérica es una región turísticamente muy atractiva para el viajero europeo. Tanto Panamá como Costa Rica son dos destinos eco turísticos con playas maravillosas, con un fuerte componente cultural e histórico y con un clima muy agradable a lo largo del año”, dijo Pía Lackman, gerente general de Air France KLM para Panamá y Centroamérica. A Costa Rica saldrán dos vuelos semanales durante la temporada de invierno y la primavera europea. “Este modelo de operación que se adapta a la demanda del mercado, aumentando vuelos según la temporada, está funcionando con mucho éxito en varios destinos de la red global de Air France y KLM, como a Cancún”, aseguró Lackman. También British Airways conectó, por primera vez, a San José y al resto de Centroamérica con la capital inglesa. La expectativa de este vuelo que se hará dos veces a la semana es que se transporten unos 30,000 pasajeros anualmente. Pero no han sido los únicos, ya que en la lista de usuarios del principal aeropuerto de ese país centroamericano se han sumado varios inquilinos en los últimos cuatro años, por ejemplo, Southwest Airlines, que realizó su primer vuelo a Latinoamérica al Aeropuerto Internacional Juan Santamaría de Costa Rica (AIJS) procedente de Baltimore, Maryland o Volaris, una línea de bajo costo de México que conecta a Cancún y Guadalajara con Costa Rica. Para poder recibir estas nuevas empresas, la administración del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en la capital costarricense invirtió más de 210 millones de dólares en infraestructura para ampliar pistas y zonas de embargue, y aun para 2017 podrían tener cuatro zonas más de embargue. Además, desde 2012 están dedicando esfuerzos y presupuesto a la planificación de rutas y a promocionar, junto al gobierno, ese país, así lo reconoce Rafael Mencia, director ejecutivo de Aeris (empresa que administra el aeropuerto costarricense). También están a la espera de que Edelweiss Air, una línea aérea suiza, se sume en 2017. Según Mencia, se tiene un buen margen de posibilidad. La inversión privada necesaria también ha estado acompañada de promoción e inversión del gobierno, que acuerda con estas aerolíneas promociones compartidas de los destinos. Guatemala no quiere quedarse atrás y está haciendo lo propio. De hecho, tienen un plan para en 2020 convertir al país en líder de la región. “Se ha dado inicio a un proceso de invitación que permitirá invertir en Guatemala a varias aerolíneas de la región latinoamericana, Europa, Asia y Emiratos Árabes”, indicó Carlos Velásquez Monge, director de Aeronáutica Civil de ese país. En promedio, Guatemala realiza 47 vuelos diarios con 7,200 pasajeros entrantes y salientes. Las aerolíneas low cost podrían jugar un papel muy importante en la región, sobre todo tomando en cuenta que están creciendo en América Latina y en 2015 ofrecieron 38% de los asientos en vuelos intrarregionales, según un estudio de la empresa Airbus. El informe agrega que algunas compañías de bajo costo están cubriendo rutas que tradicionalmente eran servidas por autobuses. Esta afirmación la confirmó Fernando Naranjo, gerente de Volaris en Costa Rica. La empresa considera que hay buena oportunidad de competir con los autobuses en la ruta San José, Costa Rica, hacia Managua, en Nicaragua. “Es un vuelo muy corto que toma mucho tiempo por tierra”, dice el ejecutivo de la aerolínea que estará inaugurando una nueva ruta a Guatemala en septiembre de este año. “Volaris tiene un interés muy fuerte de iniciar una operación no sólo vinculando a México con Centroamérica, sino vinculando estrechamente todos los países centroamericanos. Creemos que en los próximos años el tráfico intra-centroamérica va aumentar mucho, porque se acelerarán los procesos de integración en la región”, comenta Naranjo. Desde 2013 empezaron a surgir estas aerolíneas en Centroamérica y algunas como VECA Airlines ya están en operaciones; entre las rutas que cubrirán están: Los Ángeles, Nueva Jersey, Miami, Caracas y México, desde Costa Rica. También Air Costa Rica compañía hermana de Air Panamá, estas dos últimas con vuelos intrarregionales. Las inversiones rondan los 100 millones de dólares por aerolínea. El aeropuerto de Costa Rica, AERIS, está apostando en consolidar este hub de aerolíneas de bajo costo en esa terminal. En el caso de Volaris, inició la certificación y Viva Colombia en varias ocasiones ha anunciado la posibilidad y el interes por Costa Rica. Quizás estas aerolíneas pasen a tomar la bandera que dejaron nombres como TACA, que fue adquirida por la colombiana Avianca, o LACSA que fue adquirida por TACA en la década de los noventa y ahora opera pocos vuelos desde el AIJS. Las aerolíneas de bajo costo vendrían a competir con las regionales, principalmente como Avianca o Copa Airlines. “Avianca es una aerolínea que ha competido de forma sostenida con aerolíneas de distintos tamaños y características en las diferentes áreas geográficas donde opera”, comento a Forbes el directivo de la aerolínea. El modelo de ésta y otras aerolíneas consiste en ofrecer opciones con mayor valor al pasajero, tal como el programa de viajeros frecuentes, políticas de equipaje, servicios de alimentos y bebidas, cabina de clase ejecutiva. Avianca asegura que las aerolíneas de bajo costo desarrollan su modelo de negocio bajo una visión de negocio diferente. En lo que sí se verían beneficiados es con la llegada de vuelos transnacionales porque las aerolíneas regionales podrán ayudar a interconectar en la región a los turistas que viene en esos vuelos, aunque aseguran que pese al impacto sigue en proceso de medición. La lectura preliminar es que los viajeros tienen más opciones de viaje y estos vuelos incentivan y aumentan el mercado. “En ese contexto, desde Europa se incrementa un tráfico principalmente de turistas que cuentan con más opciones para viajar hacia Latinoamérica y hacen uso de la red de rutas que ofrece Avianca para movilizarse a cualquier punto de las América”, comenta la vocera de Avianca. Quienes sí podrían estar beneficiándose de las líneas de bajo costos son los clientes; mientras más competencia, mejores precios. Aunque no hay una medición histórica sobre los precios de los boletos de las aerolíneas, estos sí podrían estar bajando su precio. Viva Colombia realizó una medición en los mercados que ha llegado a la que le han llamado “El efecto Viva”, indicando que en los destinos donde vuelan los boletos han disminuidos hasta en 60% (en Centroamérica sólo operan a Panamá)” Para Fernando Naranjo, de Volaris, sí puede darse esta disminución por presión de la competencia. Por ejemplo, con Avianca en Centroamérica se ha dado una reducción continua de la tarifa promedio durante los últimos años, pero esto atiende a un fenómeno global, entre otras razones porque en los mercados de Latinoamérica se han ido consolidando los calendarios promocionales. “El precio de los boletos ha ido reduciéndose con una mayor actividad comercial, oferta de asientos e incremento en el número de viajeros atraídos por la oferta existente”, menciona Avianca. En el caso de aerolíneas estadounidenses, mexicanas y hasta canadienses, estarían interesadas en los mercados centroamericanos con mucho tráfico de turismo, tanto los que buscan transportar a turistas y hombres de negocios o de este destino a algún otro punto en el resto del mundo, así como aquellos que se enfocan en los países de alta migración como El Salvador, Guatemala y Nicaragua, así lo señaló Van Rex Gallard, director para América Latina y el Caribe de Boeing. Una aerolínea estadounidense que tiene fuerte presencia en la región es Delta Airlines, que conecta las principales ciudades de Centroamérica con Atlanta y ha crecido fuertemente con la ampliación del servicio hacia la puerta internacional en Los Ángeles, asegura José Pepe Zapata, gerente general de Delta en Centroamérica y el Caribe. En los últimos dos años Delta anunció nuevas rutas sin escalas hacia esta ciudad, en la Costa Oeste de los Estados Unidos, desde seis ciudades principales Liberia, Costa Rica; Belice; Managua, Nicaragua; San Salvador y Guatemala. En cinco años Delta asegura que pasó de ocupar la cuarta posición entre las aerolínea estadounidenses en América Latina a la dos con un incremento de capacidad de 40%. Pero para poder crecer a veces tiene retos que enfrentar. Gallard, de Boeing, asegura que muchas veces el mercado los obliga a crecer más y crear destinos para esa expansión; sin embargo, algunas veces se encuentra con regulaciones e impuestos altos o preciso de combustible mayores. Otro desafío en los mercados centroamericanos son las políticas de cielos abiertos, que es cuando un país no pone restricciones a aerolíneas foráneas para proteger a las líneas aéreas locales. En 2015 los ingresos por turismo internacional de los destinos de todo el mundo crecieron 3.6% y la llegada de internacionales se incrementó 4.4%. Esto indica que el turismo internacional creció a un ritmo superior al del comercio mundial de mercancías. El valor total de las exportaciones generadas por turismo internacional ascendió a 1.4 billones de dólares, según la Organización Mundial de Turismo. Para Costa Rica, el turismo representa cerca de 12% del total del pib y buena parte proviene de la entrada de turistas internacionales. Costa Rica recibió 2,600,000 turistas, principalmente de Estados Unidos y Europa. El promedio de gasto de un turista por vía aérea es de 1,300 dólares. ¿Cuánto podría representar la aviación en ese país? Es un cálculo que aún no se tiene, según las fuentes consultadas, pero una pequeña muestra es el incremento en el número de personas que laboran en la terminal de Juan Santamaría, que en el último año ha sumado 400 personas para llegar a más de 6,000. En Panamá, la aviación representa 4.2% del pib, lo cual equivale a unos 1,682 millones de dólares, esto según un estudio realizado por Oxford y la IATA. El crecimiento de Panamá como “hub” aéreo ha sido relevante. El país posee la ciudad más conectada de Latinoamérica, por encima de países como México, Brasil y Argentina. Al Aeropuerto de Internacional de Tocumen, principal terminal aérea del país canalero, llegan 19 aerolíneas, incluyendo las operaciones de la local Copa Airlines, que cuentan con 76 destinos, en 31 países. El principal aeropuerto ha invertido 100 millones de dólares en un muelle norte y alrededor de 800 millones de dólares en una terminal sur que está en construcción. Las amplias conexiones del Aeropuerto de Tocumen han permitido que los vuelos transatlánticos lleguen, pudiendo distribuir los pasajeros a destinos en Centro y Sudamérica; éste es un argumento que han utilizado tanto los ejecutivos de Air France como de Lufthansa cuando dan las razones que tuvieron para establecer vuelos directos. Sin embargo, no todo ha sido color de rosa, el tan anunciado vuelo más largo del mundo entre Panamá y Dubái quedó a medio vuelo, postergándose para finales de este año. Las razones se debaten entre falta de mercado y el no poder contar con los códigos compartidos con otras aerolíneas; entre éstas, Copa Airlines. En infraestructura también hay que hacer ajustes y Javier Martínez Botacio, director general del Consejo de Aeropuertos Internacionales para América Latina, indicó que el movimiento de personas en Centroamérica tiene un crecimiento moderado en Guatemala y Costa Rica, calculado en entre 3 y 4%, siendo Panamá la joya de la región, con un 8%.Martínez explicó que con un crecimiento modesto el desarrollo por infraestructura no es “tan apremiante” como en mercados como Brasil o México, pero sí es una preocupación de los operadores aeroportuarios. El actual gobierno de Costa Rica dio luz verde a una empresa inglesa que hace es estudio para el futuro Aeropuerto Internacional del Valle Central que se construiría en la región de Orotina, cerca del Pacifico Central y el Gobierno de Honduras apresura la construcción de la terminal de Aeropuerto de Palmerola que serviría la capital, Tegucigalpa.

Volaris Costa Rica será la aerolínea de bajo costo más importante en Centro América

avcr_91758
Los planes de Volaris Costa Rica es tener en cinco años 65 aeronaves ofreciendo vuelos a las principales ciudades de Centroamérica, México y hasta Suramérica.

SAN JOSE, Costa Rica—En menos de 30 días estará en suelo costarricense el primer Airbus A-320 de Volaris Costa Rica con la imagen de la nueva aerolínea de bajo costo nacional. La aerolínea ya cuenta con dos tripulaciones listas para arrancar con los servicios aéreos. Para Enrique Beltranena, el CEO de Volaris de México, Costa Rica es sumamente importante. “Nuestra visión es bajar los costos de viajes a la mitad de lo que se ofrece en este momento. Mi sueño es que Costa Rica se convierta en una sede de las primeras aerolíneas interregionales de bajo costo, si eso se pudo hacer en México, claro que se puede hacer acá” afirmo Beltranena. Y es que el CEO de Volaris tiene vasta experiencia en el mercado de América Central, no solo es guatemalteco de nacimiento pero además fue CEO de la desaparecida Grupo TACA por varios años, cuando el dueño de esa empresa Roberto Kriete intentaba cambiar el modelo de TACA de “legacy” a “LCC” (Low Cost Carrier). Aunque en ese momento el proyecto no se pudo llevar a cabo, Roberto Kriete ponía los ojos en México donde hace 10 años nacía Volaris, una de las aerolíneas más exitosas del mundo. Y ahora el equipo de Volaris de México planea la fundación de la primera verdadera aerolínea de bajo costo centroamericana. Los planes de Volaris Costa Rica es tener en cinco años 65 aeronaves ofreciendo vuelos a las principales ciudades de Centroamérica, México y hasta Suramérica. Volaris Costa Rica desea “democratizar” los viajes en la región. Poder ofrecer tarifas de hasta $65.00 para que un costarricense pueda viajar de fin de semana a Cancún o que un mexicano viaje a Costa Rica por ese mismo precio. Volaris Costa Rica también espera poder enfocarse en los viajes corporativos de las pymes, pequeñas y medianas empresas que buscan ahorro en sus viajes, emulando los planes específicos y estrategias que con éxito han manejado en México. “Por ejemplo, hay cerca de 500 mil pasajeros viajando de San José a Managua, con cerca de ocho o más horas sentados en un bus, más las horas de Migración. Nosotros le ofreceríamos un trayecto de una hora, llegando a Managua con menos filas, sin mucho estrés. Nosotros atacaríamos ese nicho, podría ser que las empresas de autobuses se vean obligadas a transformar sus operaciones, ya sea con trayectos más cortos o dando un servicio de mayor calidad. Otro ejemplo, entre San José y Liberia hay cerca de seis horas, más la “hora pico”, ese trayecto lo haríamos en 45 minutos” dijo Beltranena. Y es que Volaris Costa Rica piensa también competir con las aerolíneas domesticas que ya operan en el país como SANSA y Nature Air (pero que solo operan aviones de hélice con capacidades limitadas). Volaris Costa Rica operara sus vuelos en los aeropuertos internacionales de Costa Rica (el AIJS de Alajuela y el AIDO de Liberia) en lo que se llaman las franjas operativas. “Hemos conversado con los administradores, tanto del aeropuerto de San José como el de Liberia, los dos tienen vuelos establecidos, nosotros operaríamos en la franja horaria que no se ocupa, por ejemplo, la terminal del Santamaría tiene picos entre 5 a.m. y 8 a.m., así como 12 m.d. a 3 p.m. Buscamos operar en la franja de 8 a.m. a 12 m.d. y hasta en la medianoche, sabemos de muchos clientes que se ahorran los costos de hoteles por la noche que pasan dentro del vuelo” finalizo Beltranena. La única aerolínea en Centroamérica de bajo costo es VECA Airlines de El Salvador la cual solo opera 2 aviones Airbus A-319 del Aeropuerto de Comalapa a San José, Ciudad de Guatemala y Managua, sin embargo esta aerolínea no ha tenido el éxito esperado y es asociada constantemente a fondos del Alba de Venezuela.

Costarricenses escepticos de proyecto para nuevo aeropuerto en Orotina

10407447_448289868685127_5539697192717320119_n
El Aeropuerto Juan Santamaría dejo de ser “hub” en el año 2013 cuando Avianca cerró la operación de conexiones que había desarrollado LACSA desde 1979, sin embargo nuevas aerolíneas como Air Costa Rica y Volaris Costa Rica pretenden tener sus “hubs” en el AIJS. El problema principal del Aeropuerto de Orotina es el escepticismo del costarricense medio y del gremio del turismo de que dicha terminal esté lista para el 2026.

SAN JOSE, Costa Rica–El plan para desarrollar un nuevo aeropuerto internacional en Costa Rica crearía oportunidades, en las áreas que incluyen la construcción y operación del proyecto, la ampliación de la infraestructura relacionada con ello, el turismo y la agricultura. Se trataría de un aeródromo que tendría tres pistas de aterrizaje y que podría recibir unos 10 millones de pasajeros al año, de acuerdo con el Gobierno de Costa Rica, que la semana pasada anunció la contratación de una firma internacional de consultores por el monto de $1,6 millones, para hacer los estudios preliminares del proyecto. Aparte del costo capital, que rondaría los $5 mil millones, al extrapolar de otros aeropuertos recién construidos, además tendría que ampliarse la carretera actual y poner un tren eléctrico, para contar con una conexión adecuada entre San José y el área de Orotina, el pueblo que albergaría el nuevo aeródromo internacional del Valle Central. Situado en una zona de fincas a tan solo 20 kilómetros de la costa del Pacífico, Orotina sería una ubicación conveniente para los turistas, así como para los productores agrícolas, cuyas exportaciones a Estados Unidos y Europa ganarían en eficiencia. El análisis preliminar, que incluirá los aspectos técnicos, operacionales, constructivos, financieros, sociales, y ambientales del proyecto, será realizado por la firma británica Mott Macdonald, cuya experiencia incluye el aeropuerto internacional de Hong Kong, la Terminal 5 del Aeropuerto de Londres Heathrow, el Eurotúnel, y el Estadio Wembley. Podría ser difícil recuperar la inversión en un nuevo aeropuerto internacional en Orotina dada la competencia en el concepto “hub” o centro de conexiones del Aeropuerto Internacional de Tocumen/Ciudad de Panamá, la sede de COPA Airlines, así como ElDorado de Bogotá, base principal de Avianca Holdings. Por otro lado, el volumen de tránsito sigue creciendo en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, administrado por AERIS, cercano a la capital, pero este aeropuerto tiene limitaciones para su expansión por falta de espacio. El Aeropuerto Juan Santamaría dejo de ser “hub” en el año 2013 cuando Avianca cerró la operación de conexiones que había desarrollado LACSA desde 1979, sin embargo nuevas aerolíneas como Air Costa Rica y Volaris Costa Rica pretenden tener sus en el AIJS. El problema principal del Aeropuerto de Orotina es el escepticismo del costarricense medio y del gremio del turismo de que dicha terminal esté lista para el 2026.