Tag Archives: COPA Airlines

El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría recibirá inversión de $100 millones en 2 años

aeropuerto_LNCIMA20170225_0136_1
En octubre empezará la ampliación del lobby, en el cual se ubican los puestos de atención de las 27 aerolíneas que operan en el Santamaría. En ese mismo mes se construirá un quinto carrusel de equipaje.

SAN JOSE, Costa Rica–A partir de mayo y por los próximos dos años, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) en Alajuela recibirá una inversión de $100 millones para mejorar sus instalaciones actuales. AERIS Costa Rica, la empresa a cargo de la terminal aérea desde el 2009, tiene programada la construcción de cuatro nuevas salas de abordaje (bloques X y V), una calle de rodaje para aviones al costado sur de la pista de aterrizaje, un carrusel para equipaje y la ampliación del lobby. Además, la cabecera de la pista de pista de aterrizaje se extenderá unos 60 metros para que, en casos de emergencia, las aeronaves tengan un espacio adicional para maniobrar. La meta es concluir todas las obras antes de enero 2020. El proyecto es parte de los compromisos asumidos por AERIS cuando el Estado le cedió la administración del principal aeropuerto del país. Rafael Mencía, director ejecutivo de AERIS, explicó que las mejoras buscan satisfacer la demanda creciente en la terminal y aumentar el nivel de seguridad del lugar. De acuerdo con Rafael Mencía, en 2016 el AIJS atendió 4,3 millones de pasajeros y este año tienen previsto recibir 4,6 millones de viajeros. En el 2011, según la Dirección General de Aviación Civil, se registraron 3,7 millones de pasajeros, desde entonces la demanda ha crecido cada año. En mayo comenzarán las labores de dos nuevas salas de abordaje al oeste del edificio principal. Esos recintos serán llamados bloque V y estarán listas en mayo de 2018. En la actualidad, el AIJS tiene 11 salas de abordaje con puentes de contacto llamados “jetways” que conectan con los aviones y cinco salas de abordaje remotas en las que las personas son acercadas a las aeronaves en microbuses. En octubre empezará la ampliación del lobby, en el cual se ubican los puestos de atención de las 27 aerolíneas que operan en el Santamaría. En ese mismo mes se construirá un quinto carrusel de equipaje. Para el 2018 está programado el inicio de la calle de rodaje sur y el acondicionamiento de la cabecera de la pista de aterrizaje. La calle de rodaje es utilizada por los pilotos para dirigirse a un extremo de la pista y prepararse para el despegue. “Contar con esa calle sur mejorará la operatividad del aeropuerto, pues, ahora solo tenemos la calle norte y cada vez que un avión se prepara para el despegue debemos cerrar la pista por unos dos minutos, eso suena poco tiempo, pero si usted multiplica dos minutos por los más de 70 vuelos internacionales que recibimos al día si es algo considerable”, explicó Mencía. Finalmente, en enero del 2020 se prevé la construcción de dos salas de abordaje más (bloque X) donde hoy se ubican las instalaciones de Coopesa. Para AERIS es necesario emprender los trabajos cuanto antes porque el contrato de administración del puerto aéreo finaliza en 2026 y el costo de la infraestructura deberá cubrirse antes de que venza el convenio. No obstante, varias de las obras dependen de que Aviación Civil logre trasladar a Coopesa y expropiar el restaurante La Candela. Eduardo Montero, vicepresidente del Consejo Técnico de Aviación Civil (CETAC), reconoció atrasos en ambos procesos. En el caso de Coopesa, desde el 2013 se firmó un contrato con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para el diseño y construcción del nuevo hangar de Coopesa, pero la gestión de ese organismo ha sido muy lenta, según expuso el funcionario. “En 2014 tratamos de rescindir el contrato por el poco avance y los malos resultados, pero no se pudo porque anular el vínculo era mucho más costoso que continuar con ellos”, manifestó Montero. Uno de los problemas es que FCC, empresa subcontratada por OACI para la obra, diseñó planos que no cumplen con las normativas de construcción nacionales. Ahora, AERIS está negociando con FCC para asumir la relocalización de Coopesa en la parte sur de los terrenos del aeropuerto. Rafael Mencía confirmó que están en ese proceso de negociación. Mover Coopesa tiene un costo de $34 millones, los cuales salen del presupuesto estatal. Además de este monto, OACI cobró una suma por administrar el proyecto. Se le consultó a Montero ese dato, pero no lo precisó. El AIJS es uno de los aeropuertos más modernos de la región y compite “vis-a-vis” con el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Ciudad de Panamá el cual es la base de vuelos de COPA Airlines. El AIJS dejo de ser una base de vuelos cuando en el 2013 Avianca (la aerolínea que había adquirido Grupo TACA) cerrara el “hub” que había desarrollado LACSA desde 1979 en esta terminal.

Advertisements

Avianca Holdings convoca a asamblea extraordinaria de accionistas

4155383
Los rumores cada vez son más fuertes que el posible inversionista en Avianca Holdings S.A. sea la aerolínea basada en Atlanta, DELTA Airlines.

BOGOTA, Colombia– A través de un comunicado en la Superintendencia Financiera, Avianca Holdings S.A. convocó a una asamblea extraordinaria de accionistas para el próximo 16 de enero en su sede en la ciudad costera de Barranquilla. El anuncio se hace, según funcionarios de la compañía, después de que la Supe financiera le solicitara a Avianca mejorar sus prácticas administrativas con los accionistas. “Con esto, se busca solucionar temas logísticos en los que se convocaban reuniones innecesarias, como la de la compra de un insumo”, dijo el funcionario.  Según el comunicado, publicado por Avianca, los temas que se modificarían tras la asamblea son los motivos para convocar a los accionistas, las funciones de la junta directiva y las del presidente, y otras disposiciones. Aunque Avianca asegura que este es un tema puramente administrativo, analistas del sector afirman que las reformas de estatutos que se harán durante la reunión también buscan acatar los procedimientos de un nuevo posible socio, o incluso, un nuevo dueño del consorcio colombo-salvadoreño.  Otro de los aspectos que resaltan los conocedores del sector es que la reunión se hace, poco tiempo después de que los socios de la aerolínea estuvieran evaluando la posibilidad de vender parte de sus acciones y encontrar un nuevo dueño. Los expertos consultados por Portafolio en Colombia enfatizaron que este es un negocio que podría cambiar el panorama actual de la industria aeronáutica del continente, ya que se trata de la segunda empresa aérea en la región y los tres oferentes pertenecen a dos importantes grupos de firmas aliadas: United Airlines y Copa Airlines hacen parte de Star Alliance, junto con Avianca y Air Canada. Y DELTA Airlines comparte puesto con Aeroméxico y Aerolíneas Argentinas en Sky Team. El otro grupo que les disputa mercado en América es Oneworld, con American Airlines y LATAM. Los rumores cada vez son más fuertes que el posible inversionista en Avianca Holdings S.A. sea la aerolínea basada en Atlanta, DELTA Airlines.

Primera aerolínea centroamericana de bajo costo al borde de la quiebra

2790777
En 2014, cuando VECA Airlines comenzó a volar el primer avión, un Airbus A-319, logró ventas de únicamente $45 mil y reflejó una pérdida de $958 mil. Sus gastos superaron los ingresos por casi un millón de dólares.

SAN SALVADOR, El Salvador— La aerolínea de bajo costo VECA Airlines (Vuelos Económicos Centroamericanos S.A. de C.V.) financiada por Alba Petróleos, muestra un deterioro en sus finanzas que, de acuerdo con los balances contables más recientes de la empresa, podría llevarla a la quiebra y a su cierre definitivo. La empresa aérea ha operado con números rojos y con un alto nivel de endeudamiento, tal como se puede extraer de sus más actualizados balances, inscritos en el Centro Nacional de Registros. La aerolínea nacional, que comenzó a operar en 2013 y que recibió un importante financiamiento de $14 millones por parte de Alba Petróleos, según el más reciente balance contable correspondiente a diciembre de 2015, podría tener sus días contados incluso se rumora no llegue al nuevo año. En 2014, cuando comenzó a volar el primer avión, un Airbus A-319, logró ventas de únicamente $45 mil y reflejó una pérdida de $958 mil. Sus gastos superaron los ingresos por casi un millón de dólares. Ya a 2015, la venta aumentó a $2.5 millones, pero la pérdida acumulada llegó a $17.5 millones. Esto sumado a lo reportado por la firma en activos que no representan ningún valor tangible, los cuales alcanzan $19.2 millones, que sumados a la pérdida suman $36.7 millones con los que la compañía no cuenta. Tal como lo indican los balances, la empresa necesita que le inyecten capital para salir a flote y poder seguir operando. Pero Alba Petróleos no solo ha invertido en la aerolínea, sino que además le ha prestado $5.9 millones, según el informe contable. No obstante, VECA Airlines, en su momento, se desligó de Alba Petróleos pese al financiamiento que le proporcionó, y algunos de sus directivos dicen que solo sirvió como un organismo financiero más que les ofreció dinero para operar. El proyecto inicial de VECA Airlines incluía vuelos itinerados a algunas ciudades de Estados Unidos donde hay grandes concentraciones de comunidades salvadoreñas (Hermanos Lejanos) como Los Ángeles, San Francisco, Houston Baltimore y Nueva Jersey, pero al parecer los vínculos con Alba Petróleos le impidieron lograr estos permisos de explotación de rutas. La aerolínea solo logro iniciar los vuelos intra-regionales entre el Aeropuerto de El Salvador y Ciudad de Guatemala, Managua y San José de Costa Rica. La aerolínea ha estado plagada de cambios y purgas internas en todos los niveles de sus ejecutivos desde su fundación y la ineficiencia se le achaca en que en los puestos claves de la empresa, se ubican personas que no saben del negocio de la aviación comercial. Se rumora que la empresa busca un inversionista con urgencia para poder continuar operando sin embargo el inicio de otras dos aerolíneas de bajo costo en la región, Wingo (de COPA Airlines) y Volaris Costa Rica, las que cuentan con grandes capitales de inversión, disminuye la posibilidad que la empresa subsista en el 2017.

Centroamérica se convierte en un mercado de aerolíneas locales de bajo costo

ventanas-wingo
El 1 de diciembre la filial de bajo costo de COPA Airllines, Wingo inició sus operaciones desde Bogotá y Ciudad de Panamá. En el caso de Centroamérica la aerolínea operara la ruta Panamá Pacifico-San José-Guatemala.

SAN JOSE, Costa Rica—El año 2017 será uno de gran crecimiento de tráfico aéreo en algunos aeropuertos de Centro América. El pasado 1 de diciembre la aerolínea mexicana VOLARIS inauguró los vuelos itinerados de su filial centroamericana VOLARIS Costa Rica. La nueva aerolínea de bajo costo y bandera nacional de Costa Rica inició con vuelos entre el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría y el Aeropuerto Internacional La Aurora de Ciudad de Guatemala; rutas adicionales incluyen Managua, San Salvador, San Pedro-Sula, Tegucigalpa, San Juan de Puerto Rico, Santo Domingo, La Habana y ciudades en la República Mexicana. Según Enrique Beltranena, CEO de la empresa, para el 2018 VOLARIS Costa Rica operara a 20 destinos con una flota de 18 aeronaves. El mismo 1 de diciembre la filial de bajo costo de COPA Airllines, Wingo inició sus operaciones desde Bogotá y Ciudad de Panamá. En el caso de Centroamérica la aerolínea operara la ruta Panamá Pacifico-San José-Guatemala. La primera aerolínea centroamericana de bajo costo fue VECA Airlines de El Salvador, la cual inicio sus operaciones aéreas en el 2015. Actualmente la aerolínea vuela desde el Aeropuerto Internacional de El Salvador a Ciudad Guatemala, Managua y San José de Costa Rica con tarifas súper económicas y utilizando dos Airbus A-319s. La aerolínea se esperaba iniciara vuelos desde El Salvador a Estados Unidos, especialmente aquellas ciudades donde existen grandes comunidades de salvadoreños como Baltimore, Nueva York, Houston, Los Ángeles y San Francisco, pero al parecer la aerolínea ha tenido problemas para adquirir los permisos de operación a Estados Unidos y ha sido varias veces relacionada con inversión venezolana y Alba Petróleos. La empresa también ha estado plagada de problemas internos, movilidad de empleados y altos ejecutivos sin el conocimiento del negocio de la aerolínea. Finalmente queda por iniciar operaciones aéreas la empresa Air Costa Rica (filial de Air Panama) la cual tiene ya listo un Boeing 737-300 pero aún no tiene fecha de inicio de vuelos, aunque su Gerente General, Carlos Víquez insiste que su aerolínea no operará bajo el modelo de bajo costo. Al finalizar el 2016 el gremio del negocio del turismo en Costa Rica comienza a dudar si la pequeña aerolínea levantará vuelo. Por otro lado, el Gobierno de Nicaragua ha anunciado en varias ocasiones su proyecto de lanzar una aerolínea de bandera nacional con el apoyo económico y logístico del Gobierno de Rusia y la empresa fabricante de aviones comerciales Sukhoi. La región se ha caracterizado por tener tarifas aéreas altas que dificultan la posibilidad de estimular viajes intra-regionales y turismo entre los países del istmo; esto debido a que es una región controlada por un dúo-polio aéreo en manos de dos aerolíneas “legacy”, la colombiana Avianca y COPA Airlines de Panamá. Lo que es un hecho es que en el 2017 el panorama aéreo de la región cambiara drásticamente.

Geografía aérea latinoamericana cambiará radicalmente en los próximos años

14720372_10210734906068218_1165643402892371475_n
Aeropuerto de San Jose será la sede de Volaris Costa Rica y de Air Costa Rica. Esta última, aunque tiene el certificado de operación no ha iniciado vuelos aún.

CIUDAD DE MEXICO, México—Este 2016 ha estado marcado por siete operaciones entre aerolíneas como Irelandia Aviation (accionista mayoritario de Viva Colombia), LATAM, Copa Airlines, Avianca Holdings y recientemente, Avianca Brasil, que anunció la compra de una participación en la mexicana Aeromar. Aunque lleva la marca Avianca, la empresa brasileña no es filial de la colombiana, sino que forma parte de Synergy Group, el accionista mayoritario de Avianca Holdings. Synergy Group pretende adquirir cerca de 49% de la firma mexicana, 24% de acciones comunes y hasta 25% de acciones con voto de Aeromar, por lo que la compañía invertiría hasta 100 millones de dólares. Con esta participación, el objetivo es fortalecer la aviación regional donde normalmente no llegan aeronaves de gran tamaño. La aerolínea mexicana Aeromar comenzó a operar en 1987 en el Aeropuerto Internacional de Toluca, pero después de un año fue autorizada a trasladar su base al Aeropuerto de Ciudad de México. La compañía tiene un promedio diario de 100 vuelos y su puntualidad supera 93%, mediante una flota de 17 aeronaves. Desde hace años, se planteó el objetivo de ser la aerolínea ejecutiva de México, un concepto que se podría complementar con la idea de llegar a zonas donde los aviones grandes no llegan. La empresa espera adicionar ocho aviones a su flota. Pero esta no es la única movida del sector: la colombiana Avianca Holdings anda en la búsqueda de un socio estratégico internacional. Algunos gigantes como Delta Air Lines, United Continental Holdings y Copa Airlines han sonado como los más interesados, debido a que la compañía colombiana es una puerta de entrada a mercados como Perú, Costa Rica y Ecuador. Además, en el caso de las norteamericanas, la alianza con Avianca podría hacerles ganar terreno frente a American Airlines, que ya opera en el país. Acerca de esto, Hernán Rincón, CEO de Avianca, mencionó que “con una alianza se puede obtener 9% de los beneficios sin incurrir en los grandes costos y demoras de una fusión. Si bien puede haber una inversión de capital de alguno de los socios interesados, no estamos tratando de vender a Avianca”. Otras empresas como Viva Colombia optaron por hacer nuevos acuerdos, como el que le dio 75% de participación accionaria a Irelandia Aviation, con el fin de asegurar el crecimiento de la compañía. En efecto, dio el paso para expandirse en la región y lanzar Viva Air Perú, una aerolínea de bajo costo que operará desde el primer semestre del 2017 en aquél país. Probablemente, este no sea el único paso que dé Irelandia Aviation en Latinoamérica, pues según William Shaw, presidente de Viva Colombia, hay planes de llegar a Chile, Venezuela y Argentina. El buen desempeño de las aerolíneas de bajo costo en el país, le dio el impulso a Copa Airlines para lanzar Wingo, una nueva filial de la corporación panameña que competirá en el mercado de bajos precios desde el 1 de diciembre de este año con vuelos en Colombia y Centroamérica. Wingo opera vuelos entre San Jose de Costa Rica y Ciudad de Guatemala, par de ciudad que ya opera Avianca y VECA Airlines (vía San Salvador) y el cual también será la ruta inaugural de Volaris Costa Rica la que iniciará operaciones también el 1 de diciembre. Estará por verse si otra pequeña aerolínea de la región, Air Costa Rica (filial de Air Panama en ese país) podrá iniciar vuelos entre la capital costarricense y la guatemalteca la que tendrá demasiadas opciones. Asimismo, se conoció que la aerolínea LATAM está interesada en competir en el segmento ‘low cost’ a partir del próximo año, y ofrecer vuelos locales a seis países. La estrategia no solo se plantea para Colombia, sino que se ejecutaría en Chile, Perú, Ecuador, Argentina y Brasil. Aumentaría en 50% el número de pasajeros en los próximos cuatro años. Sobre el buen momento de este mercado, Alfonso Plana, especialista en derecho aeronáutico, dijo que “en la medida en que se apriete más la economía va a aumentar la participación del tráfico de pasajeros en las aerolíneas de bajo costo”. LATAM también protagonizó otra operación cuando sus accionistas le dieron un aumento de capital por 613 millones de dólares, lo que dio paso a que Qatar Airways quedara en condiciones de adquirir hasta el 10% del total de acciones de la firma.

Wingo, la nueva aerolínea de bajo costo en Colombia

mapa-rutas-01
Desde el próximo 1 de diciembre, 16 ciudades de 10 países latinoamericanos abrirán sus puertas a Wingo, entre las que se destacan Cancún, La Habana, Aruba, Punta Cana, Ciudad de México, San Andrés, San Jose de Costa Rica, Ciudad de Panamá, Quito, Caracas y Cartagena, entre otras.

BOGOTA, Colombia—A partir de este jueves, se pueden adquirir tiquetes aéreos más baratos para viajes nacionales e internacionales. Esto, luego de que la empresa Wingo (filial de Copa Holdings) habilitara su portal web para reservar estos pasajes. Con esta propuesta, la firma entra a competir directamente con Viva Colombia, quien ha venido tomando vuelo en el mercado local desde que inició operaciones en mayo de 2012. “Nuestros precios bajos y amplia red de rutas son la combinación perfecta para todos los que quieren viajar bien. Llegamos para ofrecer una nueva forma de volar a todos los que llevan aplazando sus vacaciones o a los que quieren irse a descubrir el lado B de los mejores destinos de la región”, afirmó Catalina Bretón, líder general de Wingo. Y es que, según indicó la filial de Copa, los ciudadanos colombianos todavía están abiertos a optar por opciones diferentes a la hora de viajar en avión, a la par que ofrecen un portafolio amplio y destinado a personas con recursos no tan altos. En este sentido, desde el próximo 1 de diciembre, 16 ciudades de 10 países latinoamericanos abrirán sus puertas a Wingo, entre las que se destacan Cancún, La Habana, Aruba, Punta Cana, Ciudad de México, San Andrés, San Jose de Costa Rica, Ciudad de Panamá, Quito, Caracas y Cartagena, entre otras. En principio, la aerolínea contará con una flota de cuatro aviones, cada uno con capacidad para 142 pasajeros en cabina única, lo cual deja entrever que cerca de 300 colombianos serán los beneficiados directos por esta iniciativa. “Vamos a concentrar nuestros esfuerzos en mantener excelentes precios, que nuestros vuelos cumplan con los itinerarios establecidos y que nuestros viajeros tengan una experiencia buena onda que quieran compartir, recomendar y repetir”, agregó Bretón. Wingo encontrará competencia con otras aerolíneas que viajan en la región, entre ellas Avianca, LATAM, Air Panama, Air Costa Rica, Viva Colombia y VECA Airlines, estas dos últimas de bajo costo.

El 7 de noviembre inicia operaciones Air Costa Rica

13873096_717646458375888_6509225594624627854_n
El primer Boeing 737-300 de Air Costa Rica fue pintado en los hangares de COOPESA en el Aeropuerto Juan Santamaría y recibió la matricula costarricense TI-BGV.

SAN JOSE, Costa Rica—Ciudad de Guatemala será la primera ruta de la nueva aerolínea de bandera costarricense, que pretende también abrir operaciones entre El Salvador y Costa Rica, así como a Managua, Bogotá y la ciudad de Miami. Para el mes de octubre, el primer Boeing 737-300 de la empresa nacional estará operable. El Presidente Ejecutivo de Air Costa Rica, Carlos Víquez, confirmó que la aerolínea, la primera de bandera costarricense en varios años, despegará con su primera ruta, entre San José, Costa Rica, y Ciudad de Guatemala, a partir del próximo 7 de noviembre.  “Es la primera aerolínea costarricense en muchos años y hemos recibido el apoyo de Air Panamá, con quienes mantendremos un 45% de acciones para ellos y un 55% de propiedad costarricense (entre el grupo Víquez y dos grupos inversionistas costarricenses más a quienes el ejecutivo declinó identificar)”, dijo el Presidente Ejecutivo de la joven aerolínea. El siguiente destino en la mira de Air Costa Rica será Bogotá, Colombia, y tras seis meses de operar continuamente en diferentes destinos en la región podrá optar por volar a la ciudad de Miami en el estado de la Florida, tal y como lo requieren las entidades estadounidenses Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) y el Departamento de Transporte (DOT, también en inglés). Air Costa Rica pretende también operar a Nueva York y a Los Ángeles, destinos que fueron operados por Avianca hasta el 2013 con el certificado de operación aérea de LACSA. El primer avión de Air Costa Rica tendrá una configuración para 148 asientos, todos en clase económica y no se descarta que el segundo Boeing737-300 que se encuentran negociando, precisó el Presidente Ejecutivo, ya venga en configuración con asientos de clase ejecutiva y clase económica, para aprovechar esa distribución en la ruta a Miami. También se proyecta otras rutas al resto de Centroamérica, desde Costa Rica, reveló, como es el caso de San Salvador y Managua; así también se realiza el estudio de cuál sería el destino étnico más idóneo desde Tegucigalpa o San Pedro Sula, en Honduras, hacia Estados Unidos, manifestó Víquez. Carlos Víquez calculó que en este período que ha transcurrido de tres años de autorizaciones, permisos, adecuaciones y demás se ha invertido al menos más de US$2 millones y para los próximos tres años se invertirá un total de alrededor de US$5 millones, cerca de US$200.000 por destino, estimó. Además, para el arranque de operaciones, se cuenta con un total de 50 colaboradores, entre tripulaciones y personal de tierra, en su mayoría costarricense, mientras que para finales de 2017 o inicios de 2018, ya se cuente con una flota de los dos Boeing 737-300 y un Fokker 100 de fabricación holandesa. De acuerdo con Víquez, sus tarifas serán muy competitivas en comparación con aerolíneas existentes en las rutas que se operará, además, reiteró, que Air Costa Rica se tratará de una línea aérea regular o “legacy” no una “Low Cost” o de Bajo Coste, tal y como es el caso de su hermana, Air Panama. “No podemos pretender competir con Avianca o Copa, son monstruos, pero sí puedo decirle que ofreceremos precios muy competitivos en nuestras tarifas”, finalizó Carlos Víquez. El gremio turístico de Costa Rica espera con ansias el inicio de operaciones de la aerolínea la cual será la nueva bandera nacional del país en los cielos. Costa Rica no cuenta con aerolínea de bandera desde que LACSA fuera adquirida por TACA y eventualmente la colombiana Avianca en el 2009 y Aero Costa Rica S.A. solo opero desde 1992 a 1997. Las únicas aerolíneas en la región independientes de los consorcios Avianca y COPA son VECA Airlines de El Salvador, TAG de Guatemala, Air Panama y ahora Air Costa Rica.