Tag Archives: Mauricio Macri

La guerra entre German Efromovich y Roberto Kriete. Muere el legado de Lowell Yerex.

1488845431775
Una de las 30 transacciones perjudiciales para Avianca de las que Kriete acusa a Efromovich involucra precisamente al presidente de Argentina, Mauricio Macri. Avianca Argentina tiene ya un ATR-72 en los hangares de Aeroparque.

TEGUCIGALPA, Honduras—Cuando Lowell Yerex fundó Transportes Aéreos Centro Americanos en 1931 en la capital hondureña no se imaginaba que la aerolínea de cuatro monomotores Stinson llegaría un día a ser una de las aerolíneas más importantes de América Latina y del mundo. El piloto neozelandés con su visión futurista sabía que un consorcio de aerolíneas centroamericanas utilizando el mismo nombre, imagen y logotipo (la famosa guacamaya escarlata), podría abrirse campo en el incipiente negocio de la aviación comercial. Fue de esta manera que divisiones con el nombre de TACA nacían desde Guatemala hasta Brasil pasando por Colombia y Venezuela. La aerolínea de Yerex pasaría por las manos de Howard Hughes antes de terminar en las manos de Richard Kriete, accionista de la empresa Waterman Steamship Corporation de Estados Unidos. La familia Kriete estaría ligada a TACA hasta que en el 2010 se vendería la mayor parte de las acciones a la empresa aérea colombiana Avianca. Pero después del matrimonio y la luna de miel entre TACA y Avianca, vendrían los momentos difíciles y tirantes. La salida de altos ejecutivos originales de TACA como Estuardo Ortiz, Ivonne de León, Claudia Arenas, Alejandro Benitez, Rodrigo Llaguno y Víctor Mejia sería solo el principio de una guerra entre los accionistas mayoritarios de Avianca Holdings S.A.; la empresa Synergy de German Efromovich y Kingsland Holdings de Roberto Kriete.  En la demanda que presentaron la semana pasada en Nueva York, los accionistas salvadoreños de Avianca aseguran que su socio mayoritario ha extraído dinero de la compañía para beneficiar a otras empresas del grupo Synergy. El accionista mayoritario de Avianca, Germán Efromovich, ha realizado varios negocios para “saquear” a la aerolínea en beneficio propio, sostiene la familia Kriete. Synergy es el conglomerado que controlan Germán Efromovich y su hermano José.  Según la demanda, estos tratos que los Efromovich han maquinado obligaron a Avianca a asumir obligaciones por “miles de millones de dólares”. Germán Efromovich, por su parte, ha dicho en declaraciones a medios de comunicación que sus decisiones, por el contrario, buscan el mejor beneficio para Avianca. El magnate brasileño añadió el viernes pasado que se ha propuesto la misión de convertir a Avianca en la aerolínea más grande en América Latina “desde la pared del señor Trump, hasta los pingüinos del señor Macri”. Una de las 30 transacciones perjudiciales para Avianca de las que Kriete acusa a Efromovich involucra precisamente al presidente de Argentina, Mauricio Macri. Synergy, el grupo empresarial de los hermanos Efromovich, adquirió “una pequeña aerolínea de vuelos fletados operando en Argentina sin ninguna actividad comercial significativa de pasajeros”, relata la demanda. Esta compañía se llamaba Macair, y era propiedad de la familia Macri. Aunque esta aerolínea no pertenece a Avianca Holdings, Efromovich maniobró para que se aprobara una licencia de uso de la “valiosa” marca comercial de Avianca, sin pagar por ello, añade la demanda. La nueva Avianca Argentina ha anunciado que comenzará a operar en las próximas semanas, e incluso tiene ya aviones pintados con los distintivos comerciales de Avianca. Kingsland Holdings, el vehículo legal que representa a la familia Kriete en Avianca, sostiene que esta autorización fue aprobada sin su consentimiento, lo que viola un acuerdo firmado con Synergy en 2013, cuando Avianca empezó a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York. En síntesis, Efromovich obtuvo una licencia de explotación comercial de la marca Avianca en Argentina para beneficio de una empresa suya, mientras Avianca no recibe ningún provecho de la transacción, sostiene la demanda. Otro de los negocios que según la demanda favorecieron a una empresa de los Efromovich a costa de Avianca fue un préstamo para la empresa OceanAir la cual se mercadea como Avianca Brasil. OceanAir opera vuelos domésticos en Brasil, pertenece a Synergy, y es presidida por José Efromovich. Esta aerolínea debía millones de dólares a Avianca Holdings. En junio de 2010, Synergy se constituyó en garante de dicho préstamo y asumió así la obligación de pagar $61 millones, detalla la demanda. En diciembre de 2010, las partes acordaron reestructurar la deuda de Synergy a cambio de que este grupo controlado por los Efromovich hiciera un pago inicial y posteriores abonos anuales hasta diciembre de 2013. “Cuando Synergy fue incapaz de cumplir estas obligaciones, Efromovich instruyó a los directores controlados por Synergy para enmendar el calendario de repago el 30 de diciembre de 2011 y otra vez el 28 de febrero de 2012, extendiendo los pagos hasta el 31 de diciembre de 2014”, explica la querella. Adicionalmente, “pese a estas extensiones, Synergy falló en hacer el pago final de $22.6 millones que vencía el 31 de diciembre de 2014. Sin embargo, basado en las directivas de Efromovich, sin importar los problemas financieros de Synergy y su historial de fallar en repagar deudas, el acuerdo fue reestructurado una vez más para permitir el pago de $11 millones en octubre de 2015, con los restantes $14 millones, incluyendo el interés, para vencer el 31 de octubre de 2016”. La demanda prosigue: “Avianca no recibió consideración por estas extensiones de pago de crédito, ni buscó hacer efectiva la garantía contra los Efromovich”. El 19 de octubre de 2016, una vez más, Efromovich le dijo a la junta directiva de Avianca que Synergy sufría problemas de liquidez, era incapaz de pagar los $14 millones, y solicitó otra extensión. “Notablemente, al mismo tiempo o cerca de la fecha de extensión del préstamo, Synergy anunció públicamente la compra de 49 % de Aerolíneas Aeromar, una compañía regional mexicana, por $100 millones”, destaca el documento. “La junta directiva (de Avianca) no cuestionó o indagó cómo Synergy podía invertir en otra aerolínea, pero seguía incumpliendo sus pagos a Avianca”. La demanda también resalta que mientras esto sucedía, Avianca afrontaba una crisis de liquidez, y aun así, los Efromovich extendieron los plazos a Synergy sin aplicar ninguna penalidad por sus incumplimientos ni requerir información básica sobre la posible ocurrencia de nuevos impagos. En febrero la administración de Avianca en Colombia nuevamente propició una ola de despidos en diferentes regiones de la empresa, especialmente de colaboradores originales de la planta de Grupo TACA, que demuestran nuevamente los deseos de los colombianos de deshacerse de todo lo que “huela” a TACA. Lowell Yerex probablemente se estará revolcando en su tumba.

Advertisements

Avianca compra aerolínea doméstica en Argentina

BUENOS AIRES, Argentina–Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe, dice un viejo refrán, y después de tanto rumor que andaba dando vueltas, el poderoso empresario German Efromovich finalmente compró una aerolínea argentina. No fue SOL, tampoco Austral. La gran ganadora (oh casualidad!) fue la empresa del padre del presidente Mauricio Macri, don Franco Macri, MacAir Jet.  Se sabía que Avianca Holdings estaba con ganas de seguir expandiendo sus dominios más allá de Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua y cuando se vió a su CEO pisar suelo argentino las especulaciones comenzaron a dar vuelta. Una de las apuestas era que venía por SOL, línea aérea del Grupo rosarino Transatlántica, y que se vio forzada a cesar sus operaciones al cancelársele el contrato que lo tenía unido a Aerolíneas Argentinas llevándolo a la quiebra.  Otro rumor que ganó fuerza era que la nueva CEO de Aerolíneas Argentinas, obedeciendo a un duro plan de ajuste, buscaba desprenderse de Austral y ¿qué mejor comprador que German Efromovich? Pero nada de eso se convirtió en realidad, lo que sí pasó fue que el dueño de Avianca Holdings compró otra línea aérea argentina, si bien una pequeña que funciona más como taxi aéreo que como línea aérea regular, pero que tiene a su favor el tener un recurso de amparo que le permite seguir operando desde el Aeroparque metropolitano y que tiene otorgadas algunas rutas de cabotaje, que en un futuro podrían ampliarse hacia otros destinos más tentadores desde el punto de vista comercial.

¿Qué compró Avianca?   MacAir Jet es una empresa aérea privada argentina perteneciente a SIDECO, del Grupo Macri, que ofrece sus servicios de vuelos ejecutivos, vuelos charter y vuelos sanitarios. Con su base de operaciones en Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, realiza vuelos tanto nacionales como internacionales. Cuenta con cuatro aeronaves –Gulfstream G IV; Bae Jetstream 32 P; Bombardier Learjet 35 y Bombardier Learjet 60– con rutas a la ciudades de Reconquista y Sunchales, en Santa Fe, y Villa María en Córdoba a las que vuela de lunes a viernes.   MacAir Jet operó hasta 2013 los vuelos de la aerolínea estatal entrerriana, LAER y fue la responsable de la gerencia y operación de Aerochaco, empresa reactivada en el año 2008 por el gobierno de la Provincia del Chaco, luego que de que se firmara un acuerdo con MacAir Jet para que opere las rutas de Aerochaco con sus aviones, ya que la aerolínea de la provincia tenía las rutas pero no los aviones para cubrirlas. Para esta tarea MacAir Jet designó 2 British Aerospace Jetstream 32 y 2 McDonnell Douglas MD-87. También opera una aerolínea en Paraguay, llamada Ad Maiora Líneas Aéreas; que desde el 2013 realiza vuelos entre Asunción y Encarnación (Paraguay). Además de los aviones y las rutas, la operación incluiría un hangar de 3000 metros cuadrados en Aeroparque, un taller para realizar mantenimiento menor, mayor, y preventivo para aeronaves tipo Lear 25 y 35 y tareas de mantenimiento mayor de JS 32 “equipado con la más alta tecnología, mecánicos habilitados y capacitados”. El Taller se encuentra habilitado para dar servicio a aeronaves de terceros que no se encuentran en su flota. Prueba de ello es que realiza el mantenimiento de los aviones verificadores de la Fuerza Aérea Argentina, entre otros. Además, según explica la empresa cuenta con “un Depósito Franco habilitado por la Aduana Argentina el cual permite “una rápida disponibilidad de repuestos al disminuir los tiempos de importación, y reducir exponencialmente los costos”. En su página web se lee que “MacAir Jet cuenta con más de 30 años de trayectoria, la experiencia y el know how para brindar soporte a aquellas personas y organizaciones a la hora de seleccionar, financiar, comprar, comercializar o vender una aeronave. A través de nuestro servicio tiene acceso a toda la estructura de mantenimiento, administración y operaciones de la empresa a un costo variable, pudiendo evitar así la contratación de personal”.

La operación

En declaraciones del CEO de Avianca a la prensa éste dijo: “Con el grupo Sinergy Speed, que es el que controla Avianca Holding y Avianca Brasil, firmamos ya la compra de la empresa Macair de Argentina, perteneciente a la familia Macri. Argentina es un mercado importante, y la idea es empezar con esta aerolínea, que es regional, para atender un nicho doméstico interesante y para alimentar no solo Star Alliance sino también a Avianca, tanto Avianca Brasil como Avianca Colombia, que tiene una operación importante con Argentina. Estamos pidiendo siete frecuencias permanentes desde el aeropuerto El Dorado. Hoy tenemos siete frecuencias desde Lima y estamos pidiendo frecuencias a Córdoba y Mendoza. Pero no es Avianca Holding. Es Avianca Brasil. Vamos a iniciar con 18 turbohélices (posiblemente ATR-72s) antes de fin de año. Hoy solo son seis”. Se desconocen los detalles del comienzo de las operaciones. Cuanto se pagó por Macair Jet y como se realizó la compraventa en función de lo que establece el código aeronáutico. El mismo exige que todo operador extranjero debe tener un socio argentino para poder operar en el país. Las posibilidades son dos, o que Macair Jet haya vendido la mayoría de su paquete accionario, quedando como socio minoritario de la nueva empresa o que en poco tiempo conozcamos los nombres de algún nuevo accionista argentino que forma parte de la nueva Avianca Argentina. Se trata sí de un momento bisagra en la política aerocomercial del país. Aerolíneas Argentinas, Austral, LAN Argentina, y Andes tendrán un nuevo competidor de peso que, aunque empieza a competir con pequeños aviones, cuenta con fondos y tiene la intención de empezar a volar con unidades de gran porte. Además de la competencia que se puede generar por los pasajeros en el caso de la compañía de bandera Argentina podría significar una reformulación del plan que está armando Isela Costantini y, para la de bandera chilena, un impensado competidor a la hora de ir a buscar las rutas que podría dejar de volar Aerolíneas Argentinas. La operación surge como parte del plan de expansión de la aerolínea, que quiere convertirse en una de las principales del continente. Además, fue negociada por  el mismo German Efromovich, quien viajó a Argentina para encontrarse con miembros de esa compañía.  En ese contexto incluyó el desembarco de Avianca en el país con la compra de MacAir Jet y las conversaciones que llevan adelante con Amaszonas. Mientras tanto el futuro de Avianca es fusionar sus filiales de Colombia y Brasil en una sola empresa con la intención de convertirla en una de las aerolíneas más importantes de América del Sur.

2673926
Avianca Argentina operaria una flota de ATR-72s desde el aeropuerto Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires