Tag Archives: TACA

Cien días de vuelo del presidente de Avianca Holdings

avianca
Ahora el objetivo del Presidente Rincón será buscar un socio para nuevos servicios y así poder reducir costos.

BOGOTA, Colombia–Cuando asumió como nuevo presidente de Avianca Holdings, Hernán Rincón se propuso darle un impulso tecnológico a la segunda aerolínea más grande de América Latina, explorar alianzas y ampliar el mercado mediante nuevas rutas y más frecuencias. Cien días después de asumir el cargo ya se ven los primeros cambios en la aerolínea. La compañía aumentó frecuencias a Chile y Brasil y selló acuerdos aéreos con Silver Airways, la compañía aérea más grande del sur de Florida, así como con la ecuatoriana Tame EP y con Etihad Airways, aerolínea nacional de los Emiratos Árabes. Ahora el objetivo del Presidente Rincón será buscar un socio para nuevos servicios y así poder reducir costos. La operación no implicará ceder el control de la compañía, pero si tener un socio estratégico, una aerolínea internacional con la que Avianca pueda crecer (tal como lo hizo recientemente Qatar Airways, la aerolínea bandera de Catar con la adquisición del 10% de LATAM Airlines).  Además, Rincón estará al frente del cambio de la flota, una de las más modernas de América Latina. El nuevo presidente anuncio una reingeniería dentro de la empresa, reduciendo la cantidad de vice presidencias y probablemente significara una reducción significativa del personal de la empresa para hacerla más eficiente. Ya han salido de la empresa algunos altos ejecutivos que provenían del plantel de TACA. Muchas rutas se analizarán con detenimiento y aquellas que no produzcan los ingresos que se necesitan, muy probablemente serán suspendidas.

Advertisements

Drástico recorte en altos cargos de la aerolínea Avianca Holdings

BOGOTA, Colombia–A la par de las negociaciones que adelantan directivos de Avianca Holdings, en busca de un socio que aporte unos 500 millones de dólares (como capital o comprando), los ajustes presupuestales que adelanta la compañía también tocarán a su línea de mando. Luego de que el miércoles la empresa revelara el retiro de Estuardo Ortiz, vicepresidente de ingresos (venía de TACA) a partir del 30 de junio, también se pudo establecer que habrá un fuerte recorte a nivel directivo. Según se conoció, el número de vicepresidentes de la compañía pasará de 22 a 11, como parte de los ajustes que se deben hacer para acoplarse a la compleja realidad que hoy vive el mercado aeronáutico de América Latina, donde se están viendo rentabilidades negativas. En este sentido, otro alto directivo de Avianca Holdings está al frente de la consecución del socio, y una vez concluya su tarea, también saldría de la compañía y se rumora que es Gerardo Grajales.  Entre tanto, el jueves, mientras el mercado bursátil se mantuvo quieto, pues la variación del Colcap, que mide las acciones más líquidas fue del 0,0015 por ciento, la acción preferencial de Avianca Holdings repuntó 10,69 por ciento, seguida por las de Familia y Celsia, que aumentaron 3,64 y 2,21 por ciento, respectivamente. Analistas atribuyeron el aumento a versiones según las cuales la compañía ya habría recibido una oferta no vinculante, luego de que se conociera el interés de las estadounidenses Delta Airlines  y United Airlines por entrar a su capital accionario, luego de que el diario The Wall Street Journal revelara que las directivas distribuyeron una propuesta en busca de la inyección de 500 millones de dólares. El jueves, la acción preferencial de Avianca Holdings no solo fue la que más subió, sino la que más dinero movilizó, al reportarse transacciones por 24.219 millones de pesos, según la Bolsa de Valores de Colombia, por encima de lo que se transó en acciones de Ecopetrol (19.207 millones de pesos).

TAORTIZ672final
Luego de que el miércoles la empresa revelara el retiro de Estuardo Ortiz, vicepresidente de ingresos (venía de TACA) a partir del 30 de junio, también se pudo establecer que habrá un fuerte recorte a nivel directivo

Avianca Holdings busca un socio con urgencia

2818214
Esta situación ha llevado a que la compañía esté entrando en una época de vacas flacas, pues la matriz Avianca Holdings pasó de una ganancia neta de 128,5 millones de dólares en el 2014 a una pérdida de 139,5 millones de dólares el año pasado.

BOGOTA, Colombia–“Una potencial transacción parece razonable desde nuestro punto de vista y no puede ser descartada”, aseguró el viernes la comisionista Credicorp Capital tras la sorpresiva noticia del diario Wall Street Journal, en el sentido de que United Airlines y Delta Airlines, dos de los tres gigantes de la aviación de Estados Unidos (después del Grupo American Airlines-US Airways), están interesados en entrar a la aerolínea Avianca (invirtiendo o comprándola), luego de que la compañía, según fuentes enteradas, distribuyera un documento a posibles postores en busca de recursos de capital por 500 millones de dólares. Y aunque el sobresalto local, que se vio en el repunte de más del 20 por ciento en la acción de Avianca Holdings el viernes en Colombia y en Nueva York, contrasta con el escueto comunicado de la aerolínea en el sentido de que por ahora no ha hecho negociación alguna y que para estos propósitos cuenta con el apoyo de una banca de inversión, conocedores del mercado y de la misma empresa señalan que ya se avanza en esta búsqueda, por cinco razones principales. Fuentes del sector, que prefieren no ser citadas, indican que el primer factor de peso para explorar esta opción tiene que ver con la bonanza que vienen teniendo las aerolíneas en Estados Unidos de America, pues han visto bajar del 30 por ciento al 15 por ciento la participación de los combustibles en sus costos de operación, lo cual las ha llevado a registrar ganancias no vistas en varios años, que les dan un exceso de recursos para aprovechar la desaceleración del mercado aéreo de América Latina. En la otra orilla están las aerolíneas cuya base de operación es el mercado latinoamericano, que han recibido un impacto muy fuerte por la devaluación de las monedas, factor que incide en sus costos, que en el caso de Avianca y de la misma LATAM Airlines (LAN y TAM) puede tener una exposición del 60 por ciento al dólar, además de que los viajeros locales han dejado de volar al exterior, pues con un dólar costoso el bolsillo no alcanza. De acuerdo con la agencia Reuters, Avianca no ha sido ajena a ese entorno y ha visto cómo se debilitan sus resultados, lo que la presiona a buscar fortalecer su posición financiera, dada su alta cuota de mercado con Avianca y TACA. En Colombia, Avianca tiene cerca del 65 por ciento de la operación nacional, mientras que su participación en el número de viajeros que salen del país hacia destinos internacionales se acerca al 60 por ciento. Esta situación ha llevado a que la compañía esté entrando en una época de vacas flacas, pues la matriz Avianca Holdings pasó de una ganancia neta de 128,5 millones de dólares en el 2014 a una pérdida de 139,5 millones de dólares el año pasado. Lo anterior se deduce de su facturación que bajó 7,2 por ciento, a 4.361 millones de dólares, principalmente por la depreciación de las monedas y la desaceleración de las economías de América Latina. Incluso, esta situación llevó a que la aerolínea –como otras en la región– decidiera aplazar la entrega de aviones y recortar en 1.400 millones de dólares su plan de inversión para los próximos 30 meses, destinado a renovar su flota, buscando mejorar la rentabilidad, reducir los niveles de endeudamiento y alcanzar una estructura de capital más eficiente. De hecho, a finales de marzo, el nuevo presidente de Avianca, Hernán Rincón, dijo que era el momento de racionalizar ciertas cosas, refiriéndose a los planes de crecimiento en la actual coyuntura. Sin embargo, otro elemento que ejerce presión a la situación de Avianca Holdings es el vencimiento de obligaciones de deuda a corto plazo que la compañía tiene que resolver. “Los 500 millones de dólares es la suma que ellos necesitan y tienen una presión para buscar a alguien que les preste o que participe en la propiedad de la empresa”, indicó una fuente con un conocimiento muy amplio en el negocio aéreo. Y mientras en el mercado colombiano Avianca también se ha enfrentado a mayores cargas fiscales por cuenta de la reforma tributaria y a mayores cobros por la operación local –por ejemplo, tasa de vigilancia de la Superintendencia de Puertos y Transporte–, en el mercado aeronáutico de América Latina se viene consolidando una fuerte competencia, que para Avianca tiene un nombre claro: LATAM Airlines. Esta compañía, producto de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM, y que recientemente dio a conocer su nueva imagen, también está experimentando una contracción entre el 20 y el 25 por ciento en su mercado de base como es el brasileño, lo cual la está llevando a plantear nuevas estrategias para entrar a otros mercados que hoy domina Avianca, y a fortalecer su presencia en Estados Unidos y Europa. En este sentido, firmó acuerdos (en espera de aprobación) con el grupo IAG, que es Iberia y British Airways para Europa, y el grupo de American Airlines. Incluso el presidente de LATAM en Colombia, Fernando Poitevin, señaló recientemente que en la región los destinos más relevantes en los que se ven oportunidades son Punta Cana, Cancún, Aruba y Cuba, que va a ser un mercado que se va a desarrollar. La fuente del sector aéreo local señala que grupos como Delta Airlines y United Airlines, con el volumen de dinero que hoy tienen, no querrán llegar con una participación minoritaria y tienen una oportunidad muy grande de quedarse con las aerolíneas en América Latina. “Sería extraño que prestaran la plata y no pudieran tener por ahí el 51 por ciento”, dijo el consultado. Por ejemplo Delta Airlines es dueña del 49% de Aeromexico. Esto abre la puerta a que Avianca (que fue del Grupo Santo Domingo) pueda terminar siguiendo los pasos de su ex-pariente Bavaria, pasando a incrustarse en un grupo más grande, aportando la importante base de clientes que ha desarrollado bajo el mando de Germán Efromovich. Es decir que con Avianca, Efromovich entraría a un mercado que, como el de Estados Unidos, es de difícil acceso. “Puede haber una participación, que Efromovich se quede con una participación menor, pero de una aerolínea mucho más grande y con un mercado internacional mucho más amplio. Yo creo que eso va adelantado”, agregó la fuente. Lo anterior porque no hay que olvidar la importante cuota de la firma en el mercado colombiano y en el mercado internacional, porque no solo está en Colombia, sino en Centroamérica a través de TACA, en Perú, y en Ecuador a través de AeroGal. Aunque Avianca esté pasando por una zona de turbulencia, es una empresa con gran potencial para cualquier inversionista y así lo demuestra el interés de la aerolínea china HNA Group, de adquirir a Avianca Holdings y Avianca Brasil (Ocean Air). Claudia Velásquez, analista del sector aéreo, dice que Delta Airlines y United Airlines son muy eficientes en costos y han venido creciendo en los últimos años con apuestas orientadas a dejar de ser tradicionales, pues las aerolíneas de bajo costo están teniendo un crecimiento significativo, con tarifas muy asequibles, lo que obliga a las demás a reacomodarse. Agregó que para Avianca el que estas firmas entren sería una decisión muy inteligente, porque un acuerdo o alianza con otra empresa que ya tiene participación en otros mercados ayudaría a crecer sin subir los costos. Y destacó que en esto finalmente los grandes beneficiados vendrán siendo los usuarios, porque van a poder acceder a más rutas bajo la misma cobija de Avianca, a más sinergias y a más tecnología. Quienes conocen de cerca el ambiente corporativo de Avianca señalan que claramente la búsqueda de socio, a través de una banca de inversión, ya se inició, como lo dejó entrever la compañía el viernes. Y agregan que, conociendo su talante y carácter, la intención del empresario Germán Efromovich, que sacó a Avianca de la ley de quiebras de Estados Unidos y la llevó al lugar que hoy ocupa, es mantener el control. “Es muy positivo que siga avanzando en su expansión y crecimiento, ya sea con la participación estratégica de una aerolínea internacional de Estados Unidos, europea o asiática, porque todavía yo no consideraría que se trate de una venta total de la empresa”, dice por su parte Claudia Velásquez, analista del mercado aéreo. Desde hace algún tiempo se vienen dando los rumores de algunas aerolíneas interesadas en invertir en Avianca Holdings, desde la poderosa Etihad Airlines de Abu Dhabi (dueña de Alitalia, Air Serbia, Air Berlin, Jet Airways y Air Seychelles) hasta Air China, pasando por United y Delta Airlines. Queda por verse cuál será la empresa que invierta en Avianca Holdings, lo que sí es un hecho es que pronto el consorcio tendrá que informar cuál será su nuevo socio estratégico.

United Airlines o Delta Airlines podrían adquirir Avianca Holdings S.A.

-1x-1
United Continental Holdings Inc. y Delta Airlines Inc. están presentando ofertas para la compra de acciones de la aerolínea Avianca Holdings S.A. y de esta manera hacerle frente a la fuerte competencia en el negocio de la aviación internacional.

BOGOTA, Colombia—El diario Wall Street Journal informa el día 3 de junio en primera plana que las aerolíneas estadounidenses United Continental Holdings Inc. y Delta Airlines Inc. están presentando ofertas para la compra de acciones de la aerolínea Avianca Holdings S.A. y de esta manera hacerle frente a la fuerte competencia en el negocio de la aviación internacional. Consultores han distribuido un documento a oferentes potenciales buscando la inyección de capital de $500 millones, adicionando que podría convertirse en una venta total de la empresa. El diario informa que el proceso está en sus fases iniciales y también podría no darse del todo. Avianca Holdings S.A. es la dueña de uno de los consorcios aéreos más grandes de América Latina, basado en Panamá y que incluye las aerolíneas Avianca y Tampa Cargo S.A. de Colombia, AeroGal de Ecuador y Grupo TACA de Centroamérica. Avianca se fusiono al grupo de aerolíneas de TACA en el 2010 que incluía las líneas aéreas TACA International de El Salvador, LACSA de Costa Rica, NICA de Nicaragua, Aviateca de Guatemala, TACA de Honduras y TransAmerican de Perú. Avianca Holdings se convirtió en una empresa pública en el 2011 y tiene un valor en el mercado de alrededor de $600 millones. Si se llega a dar este negocio, este sería el más reciente de asociaciones de líneas aéreas. La inversión de aerolíneas en otras aerolíneas ha ido en aumento en los últimos años, particularmente en Europa, Estados Unidos y América Latina, permitiendo a las líneas aéreas aumentar su presencia global ante la creciente competencia. En los Estados Unidos de América únicamente, ocho aerolíneas se han fusionado desde el 2008 y esas cuatro son las que controlan más del 80% de la capacidad en vuelos domésticos. Hoy solamente hay 3 aerolíneas “legacy”, United Airlines, Delta Airlines y American Airlines, mientras que el resto son consideradas líneas aéreas de bajo costo. Incluso entre las LCC (low cost carriers) ha habido fusiones como fue el caso de Southwest Airlines y AirTran y más recientemente Alaska Airlines y Virgin America. En la América Latina también ha habido grandes fusiones, como la del Grupo LAN de Chile y TAM de Brasil, en adición al matrimonio de Avianca y TACA. Las aerolíneas estadounidenses buscan ahora concretar relaciones con las aerolíneas latinoamericanas mientras que algunas de las economías locales han mejorado. American Airlines Group Inc., la línea aérea más grande de los Estados Unidos (después de su fusión con US Airways) se beneficia de su estrecha relación con LATAM Airlines Group S.A. (el nuevo holding producto de la fusión de LAN y TAM). Avianca Holdings tuvo ganancias de $4.7 billones en el 2014. Para el mes de septiembre del 2015 la compañía tenía una deuda de $3.3 billones. El consorcio colombo-peruano-centroamericano opera a más de 100 destinos en 26 países con 176 aeronaves y 5400 vuelos semanales de acuerdo a una presentación corporativa de diciembre 2015. Avianca Holdings tiene centros de conexiones (hubs) en Bogotá, Colombia; San Salvador, El Salvador y Lima, Perú. El 30% de las acciones del programa de viajero frecuente de la aerolínea llamado LifeMiles fue vendido a un inversionista el año pasado. Avianca nombro a Hernán Rincón Lema, un ejecutivo de Microsoft Latin America como su nuevo CEO y Presidente Ejecutivo, después de la salida de Fabio Villegas quien saliera de la empresa en enero. La familia de German Efromovich un empresario nacido en Bolivia pero nacionalizado brasileño, es la dueña de más de la mitad de la empresa por medio de la empresa Synergy Group mientras que la familia Kriete de El Salvador controlan el 14.5%. Avianca Holdings es la segunda aerolínea más grande de Suramérica, después de LATAM Airlines, la cual tiene también filiales en Perú, Argentina, Colombia, Ecuador y Paraguay. LATAM Airlines es miembro de la alianza Oneworld que incluye a American Airlines, British Airways e Iberia de España. Tanto United Airlines como Delta Airlines tienen razón para explorar este posible negocio con Avianca Holdings. United perdió a su aliado más grande en la región, la aerolínea TAM cuando esta se fusiono a LAN, saliendo de la alianza STAR Alliance y dejando así un hoyo en el grupo. En el 2016 United Airlines invirtió $100 millones por un 5% de acciones en la tercera aerolínea brasileña Azul Linhas Aéreas Brasileiras S.A. En el 2012 la marca TACA desapareció dejando solo la marca Avianca como la única usada por el grupo. Avianca se unió en el 2012 a STAR Alliance, la alianza global de mercadeo liderada por United Airlines y Deutsche Lufthansa AG. Por otro lado es Delta Airlines la que ha sido más activa en la búsqueda de alianzas en sus negocios internacionales en la región. En el 2011 adquirió acciones de GOL Linhas Aéreas Inteligentes S.A., una de las aerolíneas más grandes en el Brasil y en Grupo Aeroméxico SAB, la línea aérea de bandera nacional de México. Se espera que Delta Airlines llegara a tener el 49% de las acciones de Aeroméxico y la empresa basada en Atlanta ha indicado que busca aumentar sus acciones de GOL.

Volaris Costa Rica será la aerolínea de bajo costo más importante en Centro América

avcr_91758
Los planes de Volaris Costa Rica es tener en cinco años 65 aeronaves ofreciendo vuelos a las principales ciudades de Centroamérica, México y hasta Suramérica.

SAN JOSE, Costa Rica—En menos de 30 días estará en suelo costarricense el primer Airbus A-320 de Volaris Costa Rica con la imagen de la nueva aerolínea de bajo costo nacional. La aerolínea ya cuenta con dos tripulaciones listas para arrancar con los servicios aéreos. Para Enrique Beltranena, el CEO de Volaris de México, Costa Rica es sumamente importante. “Nuestra visión es bajar los costos de viajes a la mitad de lo que se ofrece en este momento. Mi sueño es que Costa Rica se convierta en una sede de las primeras aerolíneas interregionales de bajo costo, si eso se pudo hacer en México, claro que se puede hacer acá” afirmo Beltranena. Y es que el CEO de Volaris tiene vasta experiencia en el mercado de América Central, no solo es guatemalteco de nacimiento pero además fue CEO de la desaparecida Grupo TACA por varios años, cuando el dueño de esa empresa Roberto Kriete intentaba cambiar el modelo de TACA de “legacy” a “LCC” (Low Cost Carrier). Aunque en ese momento el proyecto no se pudo llevar a cabo, Roberto Kriete ponía los ojos en México donde hace 10 años nacía Volaris, una de las aerolíneas más exitosas del mundo. Y ahora el equipo de Volaris de México planea la fundación de la primera verdadera aerolínea de bajo costo centroamericana. Los planes de Volaris Costa Rica es tener en cinco años 65 aeronaves ofreciendo vuelos a las principales ciudades de Centroamérica, México y hasta Suramérica. Volaris Costa Rica desea “democratizar” los viajes en la región. Poder ofrecer tarifas de hasta $65.00 para que un costarricense pueda viajar de fin de semana a Cancún o que un mexicano viaje a Costa Rica por ese mismo precio. Volaris Costa Rica también espera poder enfocarse en los viajes corporativos de las pymes, pequeñas y medianas empresas que buscan ahorro en sus viajes, emulando los planes específicos y estrategias que con éxito han manejado en México. “Por ejemplo, hay cerca de 500 mil pasajeros viajando de San José a Managua, con cerca de ocho o más horas sentados en un bus, más las horas de Migración. Nosotros le ofreceríamos un trayecto de una hora, llegando a Managua con menos filas, sin mucho estrés. Nosotros atacaríamos ese nicho, podría ser que las empresas de autobuses se vean obligadas a transformar sus operaciones, ya sea con trayectos más cortos o dando un servicio de mayor calidad. Otro ejemplo, entre San José y Liberia hay cerca de seis horas, más la “hora pico”, ese trayecto lo haríamos en 45 minutos” dijo Beltranena. Y es que Volaris Costa Rica piensa también competir con las aerolíneas domesticas que ya operan en el país como SANSA y Nature Air (pero que solo operan aviones de hélice con capacidades limitadas). Volaris Costa Rica operara sus vuelos en los aeropuertos internacionales de Costa Rica (el AIJS de Alajuela y el AIDO de Liberia) en lo que se llaman las franjas operativas. “Hemos conversado con los administradores, tanto del aeropuerto de San José como el de Liberia, los dos tienen vuelos establecidos, nosotros operaríamos en la franja horaria que no se ocupa, por ejemplo, la terminal del Santamaría tiene picos entre 5 a.m. y 8 a.m., así como 12 m.d. a 3 p.m. Buscamos operar en la franja de 8 a.m. a 12 m.d. y hasta en la medianoche, sabemos de muchos clientes que se ahorran los costos de hoteles por la noche que pasan dentro del vuelo” finalizo Beltranena. La única aerolínea en Centroamérica de bajo costo es VECA Airlines de El Salvador la cual solo opera 2 aviones Airbus A-319 del Aeropuerto de Comalapa a San José, Ciudad de Guatemala y Managua, sin embargo esta aerolínea no ha tenido el éxito esperado y es asociada constantemente a fondos del Alba de Venezuela.

Primera aeronave de Air Costa Rica recibirá librea de la empresa el próximo 16 de mayo

1486066
La última aerolínea nacional de Costa Rica en usar la bandera en la cola fue la desaparecida LACSA. Air Costa Rica tendrá una librea que incluye la bandera costarricense en la cola de su Boeing 737-300.

SAN JOSE, Costa Rica–Air Costa Rica, la única aerolínea de capital costarricense, ya tiene su primer avión en el país y está a pocos días de ser sometido a trabajos de mantenimiento y a una nueva librea que incluirá la bandera de Costa Rica en la cola, como la tuvo por algunos años LACSA. El gerente de la aerolínea, Carlos Víquez, confirmó que la aeronave llegó a suelo nacional el pasado 24 de marzo, pero que hasta el próximo lunes 16 de mayo empezarán a realizarle los   arreglos con la meta de ponerlo a operar en el mes julio. Víquez indicó que el atraso en el inicio de las labores de mantenimiento se debe a que la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) no tenía espacio en sus hangares para iniciar los trabajos de pintura. El avión es un Boeing 737-300, con capacidad para 149 pasajeros, que fue traído de Irlanda y adquirido por Air Panama, la aerolínea hermana de Air Costa Rica. La aeronave, actualmente de color amarillo con blanco, será pintada toda de blanco, llevará el distintivo o nombre de Air Costa Rica en azul y rojo en el fuselaje, los colores de la bandera de Costa Rica en la cola y la matrícula TI (Tango India, costarricense). La última aerolínea en tener la bandera costarricense en la cola fue LACSA, la que fue absorbida por TACA y eventualmente por la colombiana Avianca en el 2009. El 737-300 de Air Costa Rica también tendrá algunos detalles con sello nacional en el fuselaje y probablemente la marca país. La aerolínea traerá tres aviones más: otro Boeing 737-300 y dos Fokker 100 de fabricación holandesa (con espacio para 100 pasajeros), estos dos últimos serán utilizados para los viajes en Centroamérica. Los primeros vuelos de Air Costa Rica serán tipo chárter a destinos como Punta Cana (República Dominicana), Coxen Hole en la isla Roatán (Honduras), San Andrés y Cartagena (Colombia). “Somos una realidad nacional. Somos la primer aerolínea costarricense del siglo XXI”, expresó Víquez. Guatemala es el destino elegido para que el avión costarricense realice su primer vuelo regular. La fecha de ese primer vuelo no está definida, porque hasta hace poco empezaron el proceso de certificación en Guatemala, el cual puede tardar entre tres y seis meses. Además, una vez que reciban el aval de las autoridades guatemaltecas, deben comercializar los vuelos entre Costa Rica y Guatemala, lo cual puede tardar tres meses más. Carlos Víquez espera que este proceso se concrete antes de que termine el año. Los siguientes destinos serán Panamá y Bogotá (Colombia). Air Costa Rica pretende iniciar en junio el proceso de certificación en esos países. Un destino añorado, pero que implica un camino más largo, es la ciudad de Miami en el Estado de la Florida, Estados Unidos.  Para iniciar el proceso de certificación para volar a Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación estadounidense exige que una aerolínea deba haber operado vuelos regulares por lo menos durante seis meses. Air Costa Rica recibió el permiso para utilizar los cielos y aeropuertos del territorio nacional desde setiembre del 2015, pero aún no ha arrancado operaciones porque necesitan contar con el permiso de vuelo en los países a donde quieren volar. “Uno como aerolínea no puede abrir todos los puntos de una sola vez, porque abrir cada destino representa una inversión entre $200.000 o $300.000”, comentó Víquez. Air Costa Rica es el nombre comercial de Ticas Air, una sociedad de inversionistas costarricense en conjunto con la aerolínea Air Panama. Costa Rica solamente ha tenido dos aerolíneas bandera internacionales, LACSA la que fue fundada en 1945 por el gobierno costarricense y Pan Am (de la cual solo existen los permisos de vuelo propiedad hoy de Avianca) y Aero Costa Rica S.A. la cual operó desde 1992 a 1997 y que fue propiedad de Calixto Chaves.

Volaris Costa Rica y Holiday Air están cerca de obtener permisos

2729703
La compañía Volaris Costa Rica cuenta con dos aviones Airbus 320 y sumará cuatro más el próximo año. Cada aeronave tiene una capacidad para 179 personas y un costo de $70 millones.

SAN JOSE, Costa Rica–Tanto Volaris Costa Rica y Holiday Air buscan utilizar la bandera nacional de Costa Rica para promocionar vuelos comerciales. Las dos aerolíneas se encuentran en la fase cuatro de cinco fases para certificarse como aerolíneas costarricenses, según Álvaro Vargas, jefe de Operaciones Aeronáuticas de Aviación Civil. Las aerolíneas operarían vuelos regulares y no regulares, tipo chárter. Con esta fase concluida, seguiría la revisión de todos los documentos para que pudieran volar en el segundo semestre de este año. Ambas empresas aéreas se sumarian a Air Costa Rica, la cual recibió el aval para despegar desde finales del 2015 pero aún no inicia con los servicios aéreos a pesar de que ya un Boeing 737 se encuentra en el país. El director de la Dirección General de Aviación Civil, Enio Cubillo, confirmó que Volaris Costa Rica –de capital mexicano– se encuentra en la fase cuatro, de cinco totales, para obtener el Certificado de Explotación y Operación Aérea por parte del Consejo Técnico. Álvaro Vargas, jefe de Operaciones Aeronáuticas de Aviación Civil, indicó que la otra aerolínea, Holiday Air también se encuentra en la fase cuatro y esta es de capital estadounidense. Ambas compañías superaron las primeras tres fases del proceso de certificación, en las cuales se realiza una reunión de presentación del interés de la aerolínea y se aporta la documentación técnica, financiera y legal. La fase cuatro es en la que se muestran los aviones, personal y las instalaciones, como simuladores y centros de entrenamiento. En la fase cinco se realiza una audiencia pública y se otorga el certificado. “Será una empresa costarricense, con personal costarricense”, dijo Fernando Naranjo, director de Volaris en Costa Rica. Naranjo había sido anteriormente el Presidente Ejecutivo de TACA de Costa Rica. Esta aerolínea volará a destinos en Centroamérica y México en una primera etapa. Luego incorporará vuelos a países de Suramérica y a Estados Unidos. En algún momento, los vuelos a Guadalajara y Cancún, que actualmente maneja Volaris de México, pasarán a manos de Volaris Costa Rica.  Naranjo estima que iniciarán operaciones en agosto de este año con un vuelo a Ciudad de Guatemala. La compañía cuenta con dos aviones Airbus 320 y sumará cuatro más el próximo año. Cada aeronave tiene una capacidad para 179 personas y un costo de $70 millones. Volaris Costa Rica vendrá a llenar el vacío que dejo Avianca cuando cerró la base de vuelos de conexión en el Aeropuerto Juan Santamaría en el 2013. Actualmente la empresa emplea a 30 personas y esperan aumentar a 200 para mediados del 2017. El interés de Volaris de contar con una aerolínea de bandera costarricense es que le permitirá tener mayor flexibilidad para realizar vuelos entre México y Centroamérica, los cuales están limitados por acuerdos bilaterales. Por ejemplo, entre México y Costa Rica solo pueden operar dos aerolíneas por ciudad. Los vuelos a la Ciudad de México ya están acaparados por Interjet y Aeroméxico, por lo que Volaris (también mexicana) no puede realizar viajes a ese destino, pero Volaris Costa Rica (costarricense) sí podrá hacerlo. Volaris Costa Rica se enfocará en viajes de negocios y turismo regional. “Vamos a democratizar la aviación en Centroamérica con tarifas mucho más bajas”, resaltó Naranjo.  La aerolínea Air Costa Rica recibió el permiso para empezar a utilizar los cielos y aeropuertos del territorio nacional desde setiembre del 2015, pero aún no ha arrancado operaciones.  La única aerolínea de capital costarricense y hermana de Air Panama se encuentra solicitando los permisos en otros países como Guatemala, Panamá, Colombia y Perú. “Ya es cuestión de ellos, tienen tiempo limitado. Primero se les dio tres meses de tiempo, y hace como dos semanas se les concedió una extensión”, dijo Enio Cubillo. Una vez que una aerolínea cuenta con el aval de Aviación Civil, tiene seis meses para iniciar operaciones. Después de eso puede solicitar una única extensión del plazo. “Solo se permite una extensión. Una vez vencido ese plazo, debemos verificar qué sucedió y hasta cabe la posibilidad de que pierdan el permiso”, explicó Cubillo, tal como le ocurrió hace algún tiempo a Ticos Air la cual nunca despego. Existe el interés de otra empresa para operar rutas directas desde el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber de Liberia, llamado Costa Jet, sin embargo a la fecha no han presentado documentos a Aviación Civil.